Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva vida para uno de los iconos de la ciudad

Alfonso Penela: "El proyecto de la Ciudad de la Justicia resucita una parte central de la urbe y un rascacielos ahogado"

El arquitecto vigués gana el concurso para reconvertir el hospital en sede judicial. "La zona se reactivará con más fuerza al sumarse la plaza pública a la actividad judicial"

El arquitecto vigués Alfonso Penela. // Marta G. Brea

Alfonso Penela vivió ayer una mañana agitada tras recibir la llamada que le informaba de que había ganado el concurso para la reforma del Xeral. El arquitecto se muestra entusiasmado con la recuperación de uno de los símbolos de Vigo, actuación que plantea desde varias premisas: adaptar un rascacielos para sede judicial con total funcionalidad, resucitar una torre "oculta" tras las edificaciones añadidas, crear un gran espacio público y, en última instancia, reconquistar un pedazo central de Vigo.

-¿En qué se inspiró?

-En la realidad. Al margen del bagaje de conocimientos no puedes hacer aterrizajes forzosos, venir con imágenes preconcebidas o apriorísticas. Y yo hago una propuesta que sale de esa realidad, resucitando un edificio que había perdido su dignidad. Ahora, además de cumplir las necesidades funcionales de forma solvente, iluminará el entorno y armará un espacio público en una parte central de Vigo, algo muy importante porque hay que reconquistar la ciudad.

-¿A qué se refiere?

-El modo de crecer convulsivo de Vigo provocó que no se generara ciudad en sentido estricto. Se resolvieron problemas instrumentales de hacer viviendas, calles, aceras; pero armar ciudad en el sentido más real, de construir espacio público, que los edificios representativos tengan dignidad y arropen los espacios colectivos importantes, se perdió en esa vorágine de crecimiento salvaje.

-Y se perdieron edificios históricos muy valiosos con esa transformación y expansión urbana en aluvión.

-Claro. Y esas son dos claves de este proyecto: oxigenar toda la zona dotándola de un espacio público dignificado por el edificio; y hacer renacer un rascacielos con personalidad, cualidad y potencia. Todo eso se había perdido, estaba ahogado, torturado.

-De ahí los derribos.

-Sí, para que aparezca con claridad el bosque, y porque hay partes que no son útiles. Intentar rehabilitar algunas piezas sería más caro que hacerlas nuevas.

- ¿Desde el punto de vista arquitectónico qué impresión tiene de la torre original?

-Es hiperinteresante. Hay un momento en el que la arquitectura empieza a subir, y esos primeros edificios definen la imagen más profunda que tenemos del rascacielos. Nosotros tenemos uno pero está oculto incluso con esa funda verde. Ahora se va a ver mejor.

-¿Ha sido fácil adaptar la torre a los usos judiciales? Los grandes edificios de usos públicos tienden ahora a la horizontalidad.

-Perfectamente. Si tienes que ir, pongamos al juzgado 33, en horizontal, debes caminar 200 metros, y con unos elevadores adecuados estás rápidamente en tu planta. Se podría construir una ciudad en vertical y ser más óptima en accesibilidad. El proyecto tiene los aparcamientos para funcionarios en el subsuelo de la plaza. Llegarán allí y confortablemente cogerán su ascensor y desembarcarán en su juzgado. Las salas de vistas sí están más en horizontal porque hay situaciones de aglomeración y espera.

-¿Los usos son exclusivamente judiciales o habrá otros complementarios?

-Queda una parte sanitaria, paralela a Pizarro, y el resto es judicial, con cierta holgura para necesidades de crecimiento futuro. Luego tendrá cafetería, restaurante y podrá llegar a haber una guardería si hiciera falta.

-El estado de la zona tras el cierre del hospital preocupa a los vecinos. La regeneración del entorno es otro aspecto central.

-Se regenerará la zona con mucha más fuerza. Si a toda la vida que va a hiperactivar esa sede sumas la que crea una plaza pública, miel sobre hojuelas.

-¿Como vigués tiene una relación personal especial con el edificio?

-Sí claro, en este concurso jugaba con cierta ventaja, la memoria histórica. En mi mente estaba la imagen del edificio original y fui de cabeza directamente a encontrarme con él.

"Tengo claro que La Panificadora debe recuperarse para usos públicos"

  • -Su proyecto para la regeneración del Barrio do Cura sigue siendo una gran asignatura pendiente, ahora más complicada.-Sí, doce años después es como un sueño aún no cumplido. Ese proyecto tiene también esa estrategia de hacer ciudad, en este caso con edificios residenciales. Había cogido impulso con la aprobación del Plan Especial pero al anularse el PXOM se ha parado.-Muy cerca está otra pieza central, La Panificadora. ¿Comparte el plan para recuperarla?-Yo viví muy cerca muchos años, desde mi dormitorio veía los silos. Tengo claro que debe recuperarse para usos públicos, pero dudo sobre qué se debe conservar. Cuando la gente habla de La Panificadora piensa en los silos, nadie es capaz de identificar otra parte. Si el problema es solo ese pueden acabar convirtiéndose en una escultura, porque interiormente no puede usarse, están llenos de nervios. Lo que es evidente es que es un lugar de oportunidad que debe reconquistar la ciudad.-Se están recuperando las calles con las humanizaciones, pero faltan las grandes operaciones en zonas estratégicas.-La actuación en las calles son una gran conquista. Significa recuperar espacio para el ciudadano. Empezamos a sentirnos más orgullosos, que es la clave. Creo que la energía de construir o reformar debe aplicarse donde hay más problemas. Habría que proyectar la ciudad a través de la construcción del espacio público.

"Con la sede del Celta solucionamos imprevistos y ahora iremos muy rápido"

  • -¿Cómo marchan las obras de la nueva sede del Celta en la calle Príncipe?--Bien, estamos trabajando con todas las ganas del mundo. El edificio pasó por muchas fases a lo largo de su historia y no siempre la superposición se hizo con el cuidado suficiente. Eso generó algunos problemas y nos vimos obligados a sanear.-¿Podrá estar lista en el primer trimestre de 2017?-No me voy a mojar con los plazos. Tuvimos imprevistos al ser necesario hacer algunos refuerzos. Esto nos comió unos meses, pero creo que esta etapa ya está consumida. Hemos solucionado esos imprevistos y a partir de ahora iremos muy rápido.-¿Se mantienen los usos previstos con tienda, policlínica, residencia de jugadores, oficinas del club y restaurante?-Sí, no hay cambios.

Compartir el artículo

stats