Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La receta de Santiago Lago para mejorar la gobernanza del Estado autonómico

Juan Veites, José Miñones, Manuel Reigosa, Elena Rivo, Miguel Santalices, Fernando González Laxe, Núñez Feijóo, Santiago Lago, José González, Julio Abalde y Alfonso Rueda. |   // XOÁN ÁLVAREZ

Juan Veites, José Miñones, Manuel Reigosa, Elena Rivo, Miguel Santalices, Fernando González Laxe, Núñez Feijóo, Santiago Lago, José González, Julio Abalde y Alfonso Rueda. | // XOÁN ÁLVAREZ

Recién elegido como miembro del comité de expertos para diseñar la reforma fiscal de España, el catedrático de Economía Aplicada Santiago Lago presentó ayer un volumen con su investigación de 20 años sobre el Estado autonómico con el foco puesto en el proceso de descentralización iniciado en 1978 tras el fin del franquismo. Defendió que ha sido una “historia de éxito” tras pasar España de ser una dictadura a uno de los diez países con más gasto social sobre el PIB que ejecuta y estar ahora el Top 5 de los más descentralizados y sin generar desigualdades territoriales. Pero también incidió en que le queda camino para avanzar, pero no por la vía de la redistribución de competencias, sino para reformular un “marco institucional” que no se ajusta al funcionamiento de un país “casi, casi federal”.

Por eso, el economista planteó reformas “urgentes” y “de ajuste fino” para mejorar la cogobernanza entre las distintas administraciones. La pandemia, a su juicio, mostró “claramente” que en España hay problemas severos de coordinación, con déficit de lealtad institucional y falta de espacio para el debate, el diálogo y el cogobierno. “Tenemos un problema muy serio en el marco institucional”, destacó.

Para corregir esta deficiencia de coordinación en un Estado tan descentralizado, Santiago Lago cree que la reforma de la Constitución sería “el camino difícil”, por lo que él es partidario de reforzar los mecanismos de cooperación “multinivel” ya existentes como la Conferencia de Presidentes, el Consejo de Política Fiscal y Financiera o las conferencias sectoriales. “Si las reformamos de manera significativa, desde el punto de vista pragmático podrían funcionar como marco institucional”, dijo en la presentación, ayer en Santiago, de su libro “40 años de descentralización en España (1978-2018): balance y perspectivas”.

Estatuto gallego

En cuanto al Estatuto de Autonomía de Galicia, Santiago Lago considera que su reforma resulta “inevitable” tras cuarenta años en vigor, pero no para potenciar la “bilateralidad” en la relación con el Gobierno central o conseguir más competencias, sino para buscar una “gobernanza común” y crear espacios de diálogo y “multilaterales”, porque esto último, añadió, “es lo que falta ahora”.

Al acto de presentación del libro acudieron, entre otros, los presidentes de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, del Parlamento, Miguel Santalices, de la CEG, Juan Vieites, y del Foro Económico de Galicia, Emilio Pérez Nieto, así como el extitular de la Xunta Fernando González Laxe, el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, el conselleiro do Medio Rural, José González, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, o los rectores de las universidades de Vigo, Manuel Reigosa, y de A Coruña, Julio Abalde.

Feijóo –que intervino en la presentación junto con Laxe–, tachó de “inquietante” que desde hace unos días el PSOE desde el Gobierno propague “la idea de la recentralización fiscal a través del concepto armonización fiscal”, que significaría “volver atrás”. En este sentido, cree que es “inherente al esquema autonómico” una “razonable y armónica corresponsabilidad fiscal”. “Pero la recentralización fiscal, volviendo hacia atrás, parece que hay que estudiarlo”, dijo.

Compartir el artículo

stats