Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer matadero móvil de España iniciará sus trabajos en Galicia antes del verano

Medio Rural retoma un plan que aplazó la pandemia | Acudirá a zonas poco pobladas y cobrará un tope de 10 euros por sacrificio

Un rebaño de ovejas en Cualedro (Ourense).   | // BRAIS LORENZO

Un rebaño de ovejas en Cualedro (Ourense). | // BRAIS LORENZO

La alta montaña entre Lugo y Ourense, con la densidad poblacional más baja de Galicia, estrenará antes del próximo verano un inédito sistema para sacrificar animales destinados al consumo humano de forma ambulante. A lo largo del primer semestre, el primer matadero móvil de España circulará por esas zonas de la comunidad para ofrecer sus servicios a pequeños ganaderos y ahorrarles costes de desplazamientos para dar muerte a corderos y cabras –Galicia suma una cabaña de 30.000 ejemplares–. El servicio le costará un millón de euros anuales a la administración.

El proyecto fue anunciado hace un año con el objetivo de que comenzase a funcionar este ejercicio, pero la pandemia de COVID-19 frenó en seco su puesta en marcha. No solo la Consellería de Medio Rural había apostado por un sistema implantado ya en países como Suecia o Finlandia, sino que a nivel municipal también constaba otro plan en el concello de Brión, que espera todavía los fondos comprometidos de la Diputación de A Coruña. Este ayuntamiento no confía en tenerlo en marcha antes de finales de 2021 o comienzos de 2022.

El sistema es sencillo y consiste en trasladar a zonas aisladas y sin mataderos este servicio para abaratar los costes de los ganaderos, que no deberán trasladarse así a ese tipo de instalaciones. La administración prevé un presupuesto de 13 millones de euros –IVA incluido– en una década para este servicio, que funcionará como una adjudicación pública.

En los presupuestos de 2021 ya figura una partida de un millón de euros para que comience a funcionar, algo que Medio Rural prevé que se produzca durante el primer semestre. Antes de impulsar el proyecto, la dirección xeral de Gandeiría ya realizó una consulta al mercado para detectar interés empresarial en la explotación de este modelo.

El plan consistirá en un camión matadero y sala de despiece, además de un segundo vehículo frigorífico para los canales y el transporte. La empresa también deberá contar con una nave para almacenar la carne, donde estarán garantizadas las medidas de higiene y desinfección para los trabajadores y maquinaria.

Según comunicó la Xunta a la Unión Europea en el anuncio de la futura licitación, el coste de cada animal sacrificado no podrá superar los 10 euros, un precio intermedio entre las tarifas de mercado, aunque con la ventaja para el cliente de que le llevarán el servicio a la puerta de su granja. Se ahorrará así el desplazamiento y otros costes asociados y desincentivará los sacrificios irregulares que buscan reducir gastos.

Las zonas de montaña entre Lugo y Ourense serán los primeros puntos por los que comenzará a operar este servicio, pero si la acogida es buena y aumenta la demanda, Medio Rural baraja plantear su extensión a otras zonas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats