Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unas reglas justas para el juego en Galicia

Desde la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO) queremos ejercer de impulsores de la industria del juego privado presencial y este año, a pesar de las restricciones vigentes, hemos convocado a los principales actores del sector en toda España con un formato innovador. Las plataformas digitales nos han servido de unión durante meses, tejiendo una red de unidad sin precedentes, luchando todos juntos por el progreso de nuestra industria en un momento en el que la “tormenta perfecta” se cierne sobre nuestros negocios en plena pandemia.

En nuestro VII Encuentro hemos contado con la presencia y el compromiso de la Xunta de Galicia como en anteriores ediciones, y ante el vicepresidente primero Alfonso Rueda hemos sido claros en nuestras demandas, más urgentes que nunca, porque calculamos pérdidas para nuestros negocios de más del 40% respecto a 2019. De nosotros dependen más de 1.800 empleos directos, más de 765 empresas, más de un 95% de ellas de carácter familiar.

Por ello, en AGEO desde el confinamiento hemos solicitado una reducción de las tasas por nuestra actividad porque, lógicamente, no podemos tributar por lo que no generamos; y ahora hemos solicitado formalmente bonificaciones y alivios en las tasas de juego y administrativas hasta el 31 de diciembre de 2021. Asimismo, queremos tener acceso a todas las medidas y ayudas disponibles para garantizar el empleo y la creación de riqueza en nuestras empresas como cualquier empresario.

Necesitamos a nuestros clientes, y las restricciones y cierres hacen muy difícil desarrollar nuestra actividad. Para nosotros nunca ha existido la nueva normalidad, y ahora con la segunda ola atravesamos un nuevo momento crítico, no podemos esperar más y así se lo hemos transmitido tanto al vicepresidente primero como al director xeral de Emerxencias e Interior y responsable de Xogo, Santiago Villanueva.

La Administración ha tomado nota, nos ha escuchado, nos ha destacado como empresarios ejemplares en la creación de riqueza y empleo en Galicia y, asimismo, ha reconocido nuestro trabajo estableciendo estrictos protocolos sanitarios y de control para garantizar la seguridad de nuestros clientes.

Asimismo, apelando al sentido común en nuestra comunidad, hemos dejado claros los aspectos irrenunciables de cara al Anteproyecto de la Lei de Xogo de Galicia. Queremos que sea una norma para el sector, no contra el sector, sobre todos en tiempos de pandemia, debemos avanzar hacia delante y no hacer más escarnio en nuestra industria. Entendemos que no hacen falta más medidas de control de las ya existentes y tenemos claro que un dispositivo de control para las máquinas B en hostelería sería un ataque director al core de nuestros negocios, ni que se abra la veda hacia otras modalidades de juego público en hostelería.

Hemos puesto sobre la mesa la necesidad de autorregulación, indispensable para el buen funcionamiento de un sector con sensibilidades que no puede permitir una proliferación de la oferta de juego descontrolada que cree un efecto no deseado, y hemos mirado hacia el futuro marcando la hoja de ruta de la recuperación. Para ellos es necesario avanzar en tecnología, competitividad, una oferta de ocio atractiva y continuar a la vanguardia en RSC en materia de juego responsable. Y cuando pase la pandemia, que pasará, podremos seguir presumiendo de industria. Hay futuro para el juego privado presencial. Sin duda.

*Presidente de la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO)

Compartir el artículo

stats