Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aprendices de Cicerón y de Bill Gates

Las asignaturas de libre configuración autonómica preferidas en Secundaria son Oratoria y Programación - En Bachillerato, los alumnos priman formarse en Métodos estadísticos

Imagen de archivo de una vuelta al "cole". // Casteleiro / Roller Agencia

Imagen de archivo de una vuelta al "cole". // Casteleiro / Roller Agencia

Cuando la Consellería de Educación se planteó incluir Oratoria entre la primera tanda de asignaturas de libre configuración autonómica aprobadas en Galicia, allá por 2015, alegaba que "nunca como hoy hubo tantas situaciones y tantos contextos en los que cualquier persona pueda o deba actuar como oradora, y nunca como hoy los mensajes persuasivos llegaron con tanta insistencia a una audiencia masiva". Adolescentes como Greta Thunberg, quien ha sabido demostrar lo útil que resulta saber hablar en público, corroboran su argumento. Pero, sea cual sea la razón que los ha persuadido, Oratoria es la asignatura de libre configuración de las ofertadas por la Xunta más exitosa entre los estudiantes de secundaria, seguida muy de cerca de otra muy actual: Programación.

Durante este curso, los aprendices de Cicerón alcanzan los 5.472 repartidos en 160 centros. Aunque Oratoria sigue siendo la favorita en la ESO, y en todo el conjunto autonómico de libre configuración, por primera vez pierde más de 300 fans: el curso pasado eran 5.787 quienes engordaban su matrícula. Por el contrario, florecen los seguidores de Bill Gates. Programación mantiene la tendencia ascendente desde que la Xunta la incluyó en el repertorio porque no solo enseña a diseñar algoritmos que resuelvan necesidades del mundo real y que puedan aplicarse en la construcción de sistemas tecnológicos, sino que además dota a los escolares de técnicas y habilidades para afrontar problemas. En concreto, este año son 5.162 estudiantes, 366 más que en 2018/19, los anotados en 1º o 2º de ESO de 154 institutos. La apuesta por esta materia se relaciona también con una estrategia de Educación, interesada en promover las vocaciones científico-tecnológicas entre los alumnos, las llamadas STEM.

También aguanta en el podio en ESO -de hecho, es líder en colegios donde se oferta, con 161- Promoción de estilos de vida saludables, con 5.068 inscritos. En esta asignatura los alumnos aprenden, por ejemplo, a diseñar su propia dieta. El objetivo es prevenir los efectos negativos de la inactividad física y de la dieta desequilibrada y que los jóvenes adquieran un estilo de vida saludable que se mantenga en el tiempo.

Las materias que llevan más tiempo en el calendario consiguen más matrículas. En ESO, también destacan Investigación y tratamiento de la información (3.832), Obradoiro musical (2.108), Igualdad de género (1.465), Ajedrez (1.316), Paisaxe e sustentabilidade en Galicia (1.257) o Educación financiera (666).

En 2017/18 hubo tres incorporaciones al catálogo autonómico que todavía atraen una minoría de centros y colegios: Identidad digital (206 estudiantes), Valores democráticos europeos (163) y Consumo responsable (132). La última en llegar a secundaria fue Sociedad inclusiva, que cuenta con 65 alumnos.

En el Bachillerato, la elección de estas materias decae. La favorita, por número de matriculados, 2.662, es Métodos estadísticos y numéricos, y la siguen Antropología (737), Ética y filosofía del derecho (664) y Robótica (540). Precisamente esta asignatura, junto con Religión, llegó a los juzgados. En otoño de este curso, un tribunal compostelano desestimó la demanda de una familia que pedía anular la matrícula de un alumno de 1º de Bachillerato en 2017/18, tras verse en la obligación de cursar Religión para poder optar a Robótica por las horas semanales que están asignadas a cada materia. En este nivel, Coeducación para el siglo XXI, que se estrenó el año pasado, convence a 189 estudiantes este curso. Consiguen más matrícula Electrotecnia (285), Literatura galega do século XX e da actualidade (255), Patrimonio artístico e cultural de Galicia (228), Xeografía e historia de Galicia (125), Literaturas hispánicas (72) y Filosofía de la ciencia y de la tecnología (37).

Para que un centro pueda impartir estas asignaturas, debe convencer al menos a diez alumnos. En Galicia, Lingua Galega es también de libre configuración autonómica, pero tiene carácter "obligatorio".

Compartir el artículo

stats