Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambios en la línea de subvenciones para acceder a un piso

Los beneficiarios de ayudas al alquiler tendrán que pagar al dueño de la vivienda a través de Xunta

La nueva fórmula se comenzará a aplicar en marzo de 2020 -La Xunta comienza a notificar, con meses de retraso, las primeras subvenciones de la convocatoria de 2018

Una joven consulta la oferta inmobiliaria // G. Santos

Ocho meses después de cerrarse el plazo para la presentación de solicitudes, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha comenzado a realizar las primeras notificaciones a las personas que han resultado beneficiarias de las ayudas al alquiler del Plan de Vivienda 2018-2021, diseñado por el Ministerio de Fomento en colaboración con las comunidades autónomas, que son las encargadas de regular las bases de concesión y gestionar los fondos. Y entre las novedades de la convocatoria de estas ayudas figura un cambio radical en la fórmula de pago de los alquileres. Se rompe con el tradicional modelo en que el inquilino abona directamente la mensualidad al propietario para pasar a otro sistema en el que será la Xunta la que pague la renta al dueño tras recibir previamente el dinero de parte del arrendatario.

Esta fórmula se comenzará a implantar a partir del 1 de marzo de 2020 y se convertirá en norma para las próximas convocatorias del programa más importante de ayudas al alquiler de Galicia. De hecho, la Xunta ha cifrado en 11.977 las solicitudes recibidas el pasado año para acceder a estas subvenciones, que cuentan con un presupuesto de 14,8 millones de euros.

El cambio de sistema, según la Consellería de Medio Ambiente -que asumió las competencias de vivienda tras la última remodelación de la Xunta-, "es en beneficio de los ciudadanos", sobre todo de los perceptores de la ayuda.

El funcionamiento hasta ahora para los beneficiarios de las subvenciones es el siguiente. El inquilino paga al propietario y acredita el reintegro mensual ante el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), que a su vez realiza las pertinentes comprobaciones y procede a abonar, con una demora de entre uno y tres meses, la ayuda correspondiente al arrendatario, que como máximo asciende a 250 euros.

Y lo que hará dentro de un año es que, una vez confirmada la concesión de la subvención, el inquilino pagará -dentro de los primeros diez días naturales- al IGVS la renta del alquiler descontando ya de inicio la cuantía mensual de la ayuda concedida. A continuación, la Xunta procederá al abono íntegro de la renta al titular de la vivienda dentro de la última quincena de cada mes.

"Tanto el arrendatario como el inquilino conocen y aceptan las condiciones de la ayuda en el momento de solicitarla", sostiene la Xunta ante las reservas que podría generar esta nueva modalidad. Añade que aunque la norma establece que se abonará la mensualidad en la segunda quincena -por si se produce algún retraso en la obligación del inquilino-, el IGVS pagará en todo caso "un par de días" después de recibir el reintegro del arrendatario.

Esta modalidad, que además supone un mayor control administrativo de los alquileres, se iba a implantar ya el próximo día 1, pero la Xunta se ha visto obligada a retrasar un año la medida debido al elevado número de solicitudes de ayudas presentadas en la convocatoria de 2018 (casi 12.000) "y al hecho de que estos expedientes se encuentran aún en fase de tramitación". De hecho, estos días se están remitiendo a los beneficiarios las primeras comunicaciones de concesión de su subvención, con lo que resultaba imposible aplicar el nuevo de modelo de pago a través de la Xunta.

La abultada demanda ha provocado que a esta alturas aún se estén notificando las ayudas de 2018, si bien la Administración autonómica las pagará con carácter retroactivo desde el 1 de enero del pasado año. Pero de los 12.000 solicitantes, el presupuesto solo da para 4.200 perceptores. En este trimestre se sacará la convocatoria de 2019, que incluirán tanto prórrogas (hasta los tres años) como nuevas incorporaciones al programa, aunque todas se regirán por la nueva fórmula de pago del alquiler.

Compartir el artículo

stats