Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuela Carmena: "Podemos debe recuperar su discurso 15-M"

"¿Una marea gallega?, sí pueden surgir formaciones con nuevas formas de hacer política", asegura la que parece será nueva alcaldesa de Madrid

Ha sido la sorpresa de las municipales, no solo en Madrid, capital de la que será alcaldesa a un paso de cerrar esta semana con el PSOE el acuerdo de investidura, sino en todo el país. Liderando la plataforma ciudadana Ahora Madrid ha conseguido, a sus 71 años, arrastrar "las ansias de cambio" de mayores y jóvenes. "Yo misma estoy muy sorprendida", expresa. Acude a Vigo para asistir, hoy, al acto de homenaje a la trayectoria de los abogados laboralistas Fernando Randulfe y Elvira Landín, su amiga desde los 18 años. Desde entonces, Manuela Carmena guarda una estrecha relación con Vigo y Galicia.

-En un momento en el que se buscaban caras nuevas surge el "efecto Carmena", sin que la edad importe, ¿cómo se quedó?

-Sorprendida. Creo que ha sido la ansiedad de una manera diferente de hacer política. La gente exige que el político sea uno de nosotros, un vecino más. Pienso en un ayuntamiento como una comunidad de propietarios. Un vecino dirige a otros para que todos podamos vivir mejor y ser más felices.

-¿Que se presentara Esperanza Aguirre fue decisivo para que usted se animara?

-Ayudó, sí. Y mis amigos insistían. También Rita Barberá. Cuando vi a los dos personajes femeninos que rompen la idea que yo tengo de hacer política, me decidí. Me siento muy distante de perfiles autoritarios, verticales. Creo en la paz, la concertación, en hacer política en femenino, de una forma horizontal. Siempre lo estaba criticando, me daba mucha pereza pero pensé que debía dar el paso.

-¿Qué falta para cerrar con el PSOE el acuerdo de investidura y que pueda ser alcaldesa?

-Ahora Madrid no es un partido es una plataforma ciudadana, lo lógico es que los socialistas lo apoyaran sin más pero los partidos necesitan otras justificaciones, otras contraprestaciones.

-¿Qué le pide a Ahora Madrid?

-Buscan la manera de homogeneizar los programas; es un mecanismo más tradicional, que respeto. Ahora Madrid es más pequeño, más casero.

-¿Confía en cerrarlo?

-Sí, sí, confío en que sí.

"El resultado de Vigo es la respuesta a una buena gestión"

  • -En una situación de caída del bipartidismo, en Vigo hubo una mayoría absoluta arrolladora. ¿Qué opina del resultado de Abel Caballero?-Seguí el caso aunque no lo conozco a fondo. Pienso que son las consecuencias del municipalismo. Cuando realmente los ciudadanos se sienten más o menos satisfechos con los gestores municipales pueden apoyarlos, independientemente de que se sientan distanciados de la marca política. En lo municipal se miran gestores y gestiones, las marcas no tienen mucho que ver. Es determinante el nivel de acierto en la gestión.-Se escuchan voces referidas a usted que sugieren que es "un lobo con piel de cordero", que en cuanto enseñe la pata...-No le doy importancia. Tras las elecciones mi discurso fue que quiero seducir a los que no me han votado, porque creo en un Madrid más justo, más igual, con un mejor reparto de lo que es de todos, limpia, con competencia, sin corrupción, donde no haya asuntos de amiguetes.-Además de ayudas sociales y vivienda, ¿qué cambiará?-Hay que hacer una gran transformación. El Ayuntamiento de Madrid tiene 30.000 funcionarios. Deben recuperar protagonismo, con dedicación al ciudadano. Hay que reivindicar lo público y una gestión eficaz. Se está haciendo en toda Europa. En ciudades como Berlín están remunicipalizando servicios que se habían privatizado, como el agua o la energía eléctrica.

-En Galicia, las mareas ciudadanas han ganado en ciudades como Santiago, A Coruña o Ferrol. Se baraja crear una marea gallega de cara a próximos comicios. ¿Podría ser un Ahora Madrid?

-Un Ahora Madrid lo veo difícil, porque ha sido posible en un marco de ciudad, de municipalismo. No soy politóloga. ¿Una marea gallega? No descarto que surjan de cara a próximos comicios movimientos políticos que apliquen las nuevas formas de hacer política.

-Podemos bajó en los sondeos. ¿Qué rumbo cree que debe seguir?

-Si quiere seguir transmitiendo el espíritu del 15-M tiene que afinar más. Hacer un nuevo partido es un reto difícil. Ahora Madrid es una plataforma ciudadana.

-¿Un espíritu que perdió?

-Creo que al constituirse en partido ha podido haber un desajuste o situación de inseguridad. Ha de profundizar e intentar conectar con su discurso del 15-M.

-¿Y Ciudadanos?

-Ciudadanos también debe redefinirse. Quizás no le ayude su posición en los pactos electorales: se ve un poco preso de las dinámicas de los partidos tradicionales.

"Las generales me dan igual"

  • -¿Garantiza que Ahora Madrid y PSOE van a entenderse?-A nivel municipal sí. Hay muchas coincidencias en los objetivos del programa. Queremos mejorar la igualdad entre centro y barrios, más solidaridad. Tampoco tenemos la piedra filosofal, quizás haya propuestas de PSOE o de Ciudadanos mejores, he leído. No pasa nada, se buscan objetivos compartidos.-Lo que haga será mirado con lupa, ¿cree que será clave para lo que ocurra en próximas generales y autonómicas?-No lo creo. Lo nuestro va a quedar situado en marcos municipales. No creo que pueda extrapolarse a una primera línea de política general.-Ada Colau y usted son los rostros del cambio en el país, ¿mucha responsabilidad?-Sí, es mucha responsabilidad, que espero compartir con otras muchas caras, como Valencia, Zaragoza, Valladolid... Va a haber un cambio importante. La sociedad nos pide una gestión municipal diferente, limpia, que acabe la corrupción, que se solucione la desigualdad social en las ciudades. La herida es muy dolorosa, la pérdida de viviendas por ejecuciones hipotecarias, las consecuencias de tantas personas en desempleo. Estamos en un momento difícil, la crisis ha herido mucho a las clases populares y ha generado desigualdad. Tenemos una corrupción que ha envenenado todo y ha generado una gestión muy poco eficaz. Madrid está sucia, de corrupción y en las calles, por la mala gestión. Espero no defraudar y hacerlo bien.-¿Qué teme?-Tengo ya una edad y en los retos siempre surgen infinidad de dificultades. Las peores son las que no se pueden prever. Todo exigirá mucha gestión y dedicación.-Lo que hagan en el poder las nuevas plataformas como la suya será crucial de cara a las generales. ¿Ahora Madrid y PSOE podría ser el preludio de un Podemos-PSOE en noviembre, por ejemplo?-Estoy tan desvinculada de la política general que no me siento nada afectada por las generales. Estoy centrada en hacer bien lo nuestro y mejorar Madrid. Las generales me dan igual. Ahora que cierran los colegios, me preocupa que los niños desayunen, coman y cenen.

Compartir el artículo

stats