15 de enero de 2020
15.01.2020
CONTENIDO PATROCINADO

Qué necesitas saber para pedir una ampliación de la hipoteca

15.01.2020 | 07:20
Qué necesitas saber para pedir una ampliación de la hipoteca

Muchas personas se plantean la opción de solicitar una ampliación de su hipoteca. Sin embargo, no muchas conocen realmente lo que esto significa, cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes, y lo que implica.
En muchas ocasiones, solicitamos una ampliación de la hipoteca con el objetivo de reducir las cuotas que pagamos mensualmente, o para conseguir financiación extra para algún proyecto a un interés inferior al de un préstamo personal.
Si te estás planteando esta opción, presta atención. A continuación, analizaremos en profundidad todo lo que implica el hecho de solicitar este tipo de operación.

¿Qué es una ampliación de hipoteca?

Antes de entrar en materia, es necesario aclarar lo que significa solicitar un ampliación de la hipoteca.
Se trata de un cambio en las condiciones generales del préstamo hipotecario y tiene como objetivo principal alguno de los tres siguientes:

Ampliar el plazo de amortización

Mediante esta opción, conseguimos reducir la cuota que pagamos mensualmente. Para ello, se aumentan los intereses que abonamos a la entidad bancaria.
Esta opción solo es recomendable en aquellos casos en los que la situación económica familiar sea muy desfavorable y resulte muy complicado pagar las cuotas del préstamo a tiempo.

Aumentar el capital

Aumentando el capital de nuestra hipoteca podemos conseguir financiación a un interés más bajo que el de un préstamo personal.
Esto resulta muy práctico cuando queremos obtener el dinero para realizar una gran reforma en la vivienda, o para la compra de una segunda casa.
Es importante tener en cuenta que al solicitar un aumento del capital de la hipoteca la cuota mensual se incrementará, para poder hacer frente a la deuda principal más el nuevo importe solicitado.

Aumentar el capital y el plazo

La ampliación de ambos puede ser una buena manera de conseguir un dinero extra sin que se vea afectada la cuota mensual que debemos abonar al banco.
Sin embargo, esta operación, al igual que la de aumento del plazo, tiene como consecuencia que terminaremos pagando más intereses a la entidad.
Para realizar cualquiera de estas opciones es necesario recurrir a una novación. Este es un trámite específico para ampliar la hipoteca, que resulta más económico que rehipotecar la vivienda o que solicitar una nueva hipoteca.
Si deseamos conseguir una ampliación, es necesario cumplir con una serie de requisitos. Además, tendremos que correr con los gastos asociados a la operación y haber demostrado ser clientes solventes, por lo que seremos capaces de asumir sin problemas la nueva cuota.

Requisitos a cumplir para solicitar una ampliación de hipoteca

Si decidimos que queremos solicitar una ampliación de la hipoteca, primeramente tendremos que escoger cuál de las tres opciones es la que más se ajusta a nuestras necesidades.
Como hemos visto, es posible ampliar el plazo, el capital, o ambos. Una vez que tenemos claro qué tipo de ampliación queremos solicitar, es necesario que conozcamos cuáles son los requisitos que debemos cumplir para que la entidad bancaria acepte la solicitud.
Los requisitos que la mayoría de entidades bancarias solicitan son:

  • Estar al corriente de todos los pagos.
  • Disponer de una situación laboral estable.
  • Tener un nivel de endeudamiento adecuado.

Adicionalmente, es probable que la entidad necesite conocer el destino que planeamos para el dinero solicitado o, en caso de solicitar una ampliación del plazo, el motivo principal por el que tomamos esta decisión.
Es importante saber que la entidad no aceptará nuestra solicitud de ampliación si el plazo total de devolución supera los 40 años o si tenemos otras deudas importantes a largo plazo.
En función de estos factores, la entidad podrá aprobar la solicitud y establecer unas condiciones específicas para el nuevo acuerdo.
Es apropiado que analicemos con cuidado dichas condiciones ya que, a veces, pueden ser menos ventajosas que las que ya teníamos en nuestra hipoteca.

¿Cuánto cuesta la ampliación de una hipoteca?

Como mencionamos al principio de este artículo, la manera más económica de realizar la ampliación de hipoteca es mediante una novación.
Con este nombre, la normativa actual recoge todos los cambios que se puedan realizar en un préstamo hipotecario (tipo de interés, plazo, capital€) y estipula el coste máximo que puede tener dicha operación.
Sea que modifiquemos una o varias cláusulas de la hipoteca mediante la novación, los costes serán similares:

  • Gastos de novación. Hay que afrontar los gastos de novación, que van entre un 0,1 % y el 1 % del capital pendiente de pagar.
  • Gastos de notaría. Este gasto se divide a partes iguales entre la entidad bancaria y el solicitante, y no puede sobrepasar en ningún caso el 0,5 % del monto pendiente de pagar.
  • Gastos de gestoría. El coste de la gestoría dependerá de la entidad, pero de media suele estar entre los 150 € y los 350 €.
  • Gastos de tasación. En caso de que solicitemos una ampliación del capital y no exista una tasación reciente (de menos de 6 meses) será necesario realizar una nueva tasación de la propiedad. Este coste suele estar entre los 200 € y los 400 €.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, desde la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, lo asume la entidad bancaria.
Si hacemos un cálculo teniendo estos datos en cuenta, podemos estimar que, por una hipoteca de un capital de 200.000 €, los gastos de novación podrían ascender a entre unos 1.800 € y los 2.000 € aproximadamente.
Si quieres más información puedes conseguirla en Busconómico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook