Calor y Ahorro Energético

Una instalación térmica segura y eficiente, cuestión de ingeniería

Recurrir a un titulado será siempre la mejor opción tanto técnica como económica

08-11-2019Meneame

Según datos del Instituto de Diversificación de la Energía (IDAE), la calefacción es responsable de casi la mitad de todo el consumo de energía en las viviendas españolas, llegando casi a los dos tercios si se añade el agua caliente sanitaria. Para reducir este coste sin perjudicar al confort familiar, estas instalaciones térmicas deben ser proyectadas, ejecutadas, utilizadas y mantenidas de forma adecuada, teniendo en cuenta los aspectos particulares de la vivienda, las alternativas que ofrece el mercado y las fuentes energéticas disponibles, con criterios de eficiencia y ahorro.
La legislación obliga a que el proyecto de las instalaciones térmicas domésticas sea realizado por un técnico competente, empleando un enfoque integral que contemple factores como: uso previsto, características constructivas, datos climáticos de la zona, disponibilidad de energías convencionales, energías alternativas, etc. Es necesario un enfoque técnico-económico que tenga en cuenta la totalidad de los costes a lo largo de la vida útil prevista de la instalación. Solo así el cliente podrá disponer de una información clara, objetiva y detallada sobre las alternativas existentes y sus respectivos costes que le permita realizar una planificación adecuada a corto, medio y largo plazo.
Durante toda la ejecución de la instalación será necesario verificar que los datos de partida para el proyecto se ajustan a los observados en obra, que la empresa instaladora dispone de la cualificación requerida, y que la ejecución se realiza de acuerdo con la documentación técnica de la solución proyectada, atendiendo a las indicaciones de los fabricantes y respetando las buenas prácticas profesionales. Esta labor será responsabilidad del técnico director de ejecución de la instalación, que se encarga de velar por los intereses del cliente desde antes de que comiencen los trabajos en la instalación hasta los ajustes, pruebas y certificados finales, y su definitiva puesta en servicio.
La Administración, por su parte, exige el registro de las instalaciones energéticas domésticas antes de su puesta en servicio, debiéndose cumplimentar las correspondientes declaraciones y disponer del conjunto de documentación técnica de la misma, firmada por el técnico proyectista-director de ejecución y por el instalador autorizado, incluyendo su descripción, cálculos, cumplimiento de normativa aplicable y certificación de ejecución.Todos los elementos componentes de la instalación: calderas, radiadores, equipos de energías renovables, depósitos, etc. deberán haber sido seleccionados respetando la normativa en vigor, y ser integrados en la edificación de acuerdo a sus características constructivas.
Para finalizar, el técnico debe asesorar al cliente sobre cómo hacer una gestión proactiva para un mejor aprovechamiento de las instalaciones, qué criterios seguir a la hora de seleccionar proveedores y tarifas de servicios energéticos y de mantenimiento, y cómo proceder a la contratación del suministro de combustible.
El técnico proyectista y director de ejecución deberá, pues, disponer de una formación sólida en los campos de la ingeniería térmica, la tecnología de combustibles, las energías renovables, los aspectos medioambientales, la automatización domótica, y por supuesto, la normativa en vigor, además de los conocimientos específicos relacionados con el cálculo y dimensionado de estas instalaciones. Por ello, la mejor opción técnica y económica será siempre recurrir a un profesional titulado en ingeniería para llevar a cabo un diseño de la instalación energética eficiente y seguro, con rigor y garantía.
El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Vigo apuesta por la formación continuada de sus profesionales, que están plenamente capacitados para llevar a cabo el diseño y la dirección de ejecución de instalaciones térmicas y energéticas en edificios nuevos o antiguos, optimizar las instalaciones existentes, asesoría y estudio de alternativas energéticas renovables, análisis de tarifas de energía, certificación energética de viviendas, y, en definitiva, cualquier estudio técnico relacionado con este tipo de instalaciones. Los colegiados de COITIVIGO disponen de una póliza de Seguro de Responsabilidad Civil con cobertura total de sus actividades profesionales, que avala sus actuaciones ante sus clientes y la sociedad en general.