Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Un juzgado condena a la Comunidad Valenciana a pagar 35.000 euros a los médicos que se contagiaron por trabajar sin protección

La sentencia contempla indemnizaciones para 154 facultativos que denunciaron la falta de medios en la primera ola

Un enfermero con un EPI toma una muestra a un paciente para una prueba de Covid.

El juzgado de lo Social número 5 de Alicante ha condenado a la Conselleria de Sanidad a indemnizar a 154 médicos de la provincia por la falta de medios de protección con la que se vieron obligados a trabajar durante la primera ola de la pandemia.

Según la sentencia Sanidad tendrá que abonar a cada uno de estos trabajadores diferentes cantidades en función del nivel de riesgo que corrieron:

  • 5.000,00 euros para cada uno de los trabajadores que fueron forzados a trabajar sin elementos de protección adecuados.
  • 15.000,00 euros para cada uno de los trabajadores que fueron objeto de aislamiento por contacto con afectados de covid-19.
  • 35.000,00 euros para cada uno de los trabajadores que se contagiaron de covid-19 pero no precisaron ingreso hospitalario

Por último, Sanidad deberá abonar 49.180,00 euros para cada uno de los trabajadores contagiados de covid-19 y que precisaron ingreso hospitalario.

La denuncia fue tramitada por el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana y según el abogado Guillermo Llago es la primera sentencia de toda España en la que se condena a una consejería de Sanidad por la falta de medios durante la primera ola de la pandemia y se le obliga a indemnizar a los trabajadores afectados.

El Sindicato Médico ha manifestado este martes su satisfacción por el fallo, en el que se señala que “la Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana tiene la obligación, en aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, frente a sus trabajadores, de adoptar medidas y medios de protección tanto colectivos como individuales, habiendo infringido dicha obligación desde el conocimiento que se tenía de la existencia de una pandemia de COVID-19 y, especialmente, desde la declaración del estado de alarma, acordado por RD 463/20 de 14 de marzo de 2020.”

Contra esta sentencia cabe recurso al TSJ. Guillermo Llago explica que no será el único fallo que emitan los tribunales en los próximos meses ya que hay otras demandas en curso por los mismos motivos y en las que hay representados más de un millar de médicos en la provincia de Alicante.

Compartir el artículo

stats