04 de abril de 2019
04.04.2019
Juicio del 'procés'

Más guardias civiles relatan agresiones de manifestantes del 1-O

Tres agentes recibieron patadas, cabezazos y puñetazos en la localidad barcelonesa de Dosrius

04.04.2019 | 14:54

Los tres primeros guardias civiles citados este juevesy como testigos en el juicio del 'procés' han relatado patadas, cabezazos y puñetazos de los que fueron objeto en su actuación en la localidad barcelonesa de Dosrius el 1-O y uno de ellos ha denunciado cómo una doctora se negó en un primer momento a atenderlos.

Para este jueves están citados a declarar 27 guardias civiles y los primeros en hacerlo, a instancias de la Fiscalía, han recordado los insultos, increpaciones y amenazas con los que fueron recibidos cuando llegaron a Dosrius para frenar el referéndum ilegal.

Mientras intentaban apartar y arrastrar a los vecinos que les impedían entrar en el local electoral, el primero recibió una patada en la espinilla; el segundo, un cabezazo en la ceja; y el tercero, un puñetazo en la boca, además de arañazos en la espalda, donde acababa su chaleco.

El abogado de Oriol Junqueras y de Raül Romeva ha preguntado a los dos últimos por qué no hay constancia de tumefacciones o hematomas en sus partes médicos y ambos han dejado entrever que hubo algún problema en la consulta que podría explicarlo.

"La doctora que nos atendió no quiso valorarnos mucho", ha dicho el primero; "La doctora en primera instancia no nos quiso atender y se reflejó en diligencias. Llamaron al director del centro, hablo con ella y al final nos atendió", ha añadido el segundo.

A pesar de la insistencia de los abogados de la defensa, los tres guardias han asegurado que ellos no vieron a ningún compañero golpear con la porra e incluso con los puños a los concentrados y han minimizado los presuntos cánticos pacíficos de los manifestantes con las manos levantadas en el aire.

"Más sobre nosotros que sobre el aire", ha asegurado uno de los guardias; "¿Había gente con las manos en el aire?", ha insistido una letrada a otro agente: "Había gente que sí, y me daba patadas por debajo", ha apostillado éste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook