Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bono a los combustibles ahorrará más de 90 millones a los conductores en Galicia

El descuento de 20 céntimos se aplicará a todo tipo de vehículos y con el diésel en máximos históricos: 1,9 euros | El sector pesquero recibirá ayudas finalistas por 68 millones, y otros 362 se destinarán a agricultura y ganadería

Barra de precios de una estación de servicio, ayer en Vigo. | // MARTA G. BREA

De Francia a Montenegro, de Suecia a Alemania o de Portugal a Reino Unido. Uno a uno, los gobiernos de buena parte del continente europeo han ido aprobando distintos paquetes de medidas para aliviar el shock para los bolsillos de la estratosférica subida de los carburantes, espoleada por la invasión militar de Rusia en Ucrania. Un bálsamo que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez se había resistido a aplicar pero que finalmente entrará en vigor este viernes para vehículos profesionales y particulares. “Sabemos que afecta a todas las familias, no solamente a determinados sectores, sino a todas las familias”, apuntó ayer el líder socialista durante el foro Generación de Oportunidades, organizado por Europa Press y la consultora McKinsey & Company. Los carburantes se abaratarán un mínimo de 20 céntimos de forma temporal, hasta el 30 de junio: 15 céntimos correrán a cargo de las cuentas públicas, mientras que las petroleras aportarán, como poco, 5 céntimos adicionales. En Galicia, teniendo en cuenta los consumos mensuales de gasóleo y gasolinas (95 y 98 octanos), el ahorro superará los 90 millones de euros.

Las petroleras tendrán que rebajar al menos cinco céntimos por litro

decoration

El grueso de este importe, que se corresponde con los tres meses de vigencia de la ayuda, será por el gasóleo. Aunque los coches de gasolina han dado el sorpasso en nuevas matriculaciones a los del gasóleo, este último carburante sigue siendo el rey en el parque móvil gallego. Además, es el que más utilizan los vehículos de transporte profesional. En un mes habitual –sin pandemias ni huelgas–, el consumo de gasóleo A ronda las 120.000 toneladas, de acuerdo a los registros de la Corporación de Reservas Estrategicas de Productos Petrolíferos (Cores). Durante el cerrojazo para contener la expansión del coronavirus, en abril de 2020, las ventas ni siquiera alcanzaron las 55.000 toneladas. Teniendo en cuenta ese mínimo de 20 céntimos de descuento, y la equivalencia de toneladas métricas a litros, el ahorro previsible en Galicia superará los 72 millones de euros. La gasolina de 95 octanos promedia consumos de unas 25.000 toneladas mensuales, con lo que el bono del Gobierno y el descuento adicional de las petroleras redundará en un ahorro para los conductores de más de 16 millones de euros. En la gasolina 98, más residual (el consumo mensual es de unas 1.000 toneladas), la medida aportará casi un millón de euros a los bolsillos. Y lo hará en plena tempestad, con los precios en máximos históricos: 1,9 euros de media el litro de diésel en Galicia, por 1,85 euros que costaba ayer la gasolina 95.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió este sistema por ser el más ágil, ya que el bono no distinguirá entre beneficiarios por nivel de renta. “Tenemos que ver que efectivamente la bonificación sobre el combustible permite a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia controlar los precios, de manera que no se vaya a absorber por parte de los beneficios de las empresas petroleras”, complementó. En toda España, el consumo de gasolina 95, gasolina 98 y gasóleo A superó el pasado mes de enero –último del que hay datos del Cores– superó los dos millones de toneladas. Sin contar, por tanto, ni el gasóleo de calefacción o el que utilizan los buques de pesca o los vehículos de uso agrícola.

El diésel de pesca cotiza dos veces y media por encima de los precios de 2021

decoration

Más sectores

“Vamos a aprobar un importante paquete de ayudas valorado en torno a 362 millones de euros para el sector de la agricultura y la ganadería, y unos 68 millones de euros para el sector de la pesca y la acuicultura”, dijo ayer Sánchez en el mismo foro. Pero no aportó ninguna concreción, ni de la finalidad de las ayudas, el plazo de ejecución o si la rebaja de 20 céntimos en el precio de los carburantes también se aplicará para las actividades primarias. FARO consultó al Ministerio de Agricultura y Pesca para despejar esta incógnita, pero no obtuvo respuesta. Habrá que esperar a la letra pequeña del llamado Plan Nacional de Respuesta a la Guerra, que se aprobará hoy en el Consejo de Ministros. En ninguna de las asociaciones pesqueras o agrícolas consultadas por este periódico conocían ayer en qué medida se verán respaldadas. La pesca, por ejemplo, ha reclamado un bono idéntico al aplicado por Francia, de 35 céntimos. El litro de diésel cotizaba ayer en el poste marítimo de Moaña a 1,143 euros, dos veces y medio más caro que la media de 2021.

Feijóo reprueba las medidas: “La bajada de impuestos es el primer incumplimiento”

El presidente de la Xunta y candidato a liderar el PP, Alberto Núñez Feijóo, reprobó el plan anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para hacer frente a la crisis económica y al alza de precios que se vive en España, con el trasfondo de la guerra de Ucrania. Preguntado acerca de si el PP va a apoyar este plan, replicó que “los acuerdos” alcanzados en el marco de la Conferencia de Presidentes de La Palma “no se cumplen”. “La bajada de impuestos es el primer compromiso incumplido”, se quejó, y resaltó que Sánchez regresó de Europa con un “no” a su propuesta energética y con el compromiso de remitir una nueva. “A la propuesta del presidente del Gobierno que llevó al Consejo Europeo de desconectar el precio del gas del mix energético, Europa dijo no. Ahora tiene España un mes para presentar otra propuesta. Las propuestas del Gobierno no han sido apoyadas por la UE”, apuntó. “Desde el punto de vista de la energía, de la empresa, de los autónomos y de las familias, el Gobierno no ha obtenido el ‘plácet’ de la UE”, añadió, antes de subrayar que tampoco se “cumplen” las promesas adquiridas en La Palma. “La bajada de impuestos es el primer incumplimiento que podemos constatar”, repitió. En todo caso, ante cualquier nueva propuesta, Feijóo aseguró que los populares la estudiarán “con la rigurosidad y seriedad” que merece, pero ha insistido en los “antecedentes” no son muy favorables. “Tenemos que seguir esperando para que se nos explique qué se va a hacer tras un año de incremento de precios del 7,6%”, culminó. Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, reivindicó que se aplique una “excepción gallega”, con una “tarifa diferenciada” que abarate el precio de la luz a un territorio que es “excedentario” en la producción de energía como un “incentivo” para que haya “más oportunidades económicas”. Pontón reclamó que “se pongan sobre la mesa medidas de impacto”, “reales, de alcance y eficaces” para que esta crisis no la paguen “de nuevo” los trabajadores.

Compartir el artículo

stats