Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vasco Zamakona se impone a tres astilleros de Vigo por el remolcador de altura de Salvamento

Recreación del buque

Recreación del buque

Zamakona se ha impuesto a Metalships & Docks, Freire Shipyard y Armón_Vigo en la licitación de 53,5 millones de euros para la construcción del nuevo remolcador de altura de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar). El astillero vasco ha obtenido la máxima puntuación y la mesa de contratación ha decidido “por unanimidad” proponer su adjudicación definitiva. Zamakona amplía de esta manera su cartera de pedidos con su propuesta para la construcción por 52,5 millones, un millón más que la oferta de Freire, pero logrando mejores puntos en cuanto a los criterios técnicos.

La sequía de nuevas construcciones en los astilleros gallegos situaba la licitación de este barco de 82 metros de eslora como una de las grandes esperanzas tanto para factorías como para la industria auxiliar. Junto al nuevo oceanográfico de 70 millones (sin IVA) para el Instituto Español de Oceanografía (IEO), cuya licitación se encuentra todavía en marcha, el barco de Sasemar representaba una oportunidad para volver a coger aire en medio de la pandemia, que dejó un 2020 en el que sólo Armón Vigo fue capaz de firmar nuevos barcos (dos de los siete del megapedido que se adjudicó de Nueva_Pescanova y el oceanográfico Tom Cream, para Irlanda).

Desde un principio, las empresas de Vigo intentaron hincar el diente a este proyecto con el que Sasemar busca renovar su flota al contar con “buques en servicio con muchos años de antigüedad y un alto grado de obsolescencia”. La ingeniería madrileña Seaplace se hizo en su momento con el contrato para el diseño de la unidad por 119.000 euros ante otras propuestas como la realizada desde la UTE (unión temporal de empresas) viguesa formada por F. Carceller, VicusDT y el astillero Hijos de J. Barreras (bajo la dirección de José García Costas), que hubiera acabado realizando la construcción.

Tras esta fase de diseño fue el turno para una primera y fallida licitación. Sasemar propuso la contratación del barco por 46 millones de euros y unas condiciones técnicas que el naval vio imposible. Desde el sector entendían que el presupuesto era demasiado bajo para este tipo de buque y los requerimientos difícil de cumplir. De hecho, tan solo se presentaron dos propuestas, ambas gallegas y ambas rechazadas por no cumplir con lo requerido: una de Freire, cuya oferta excedía el importe de licitación del contrato, y otra de Nodosa Shipyard, que no llegó a pasar el corte “por no cumplir con la solvencia técnica requerida”.

Nueva licitación

Al ser declarada “desierta” la primera licitación, el Gobierno decidió ampliar la partida presupuestaria. Como informó FARO, el Ministerio de Transportes decidió “incrementar el presupuesto del contrato adecuándolo a los precios actuales de mercado”, dejando el importe en los 53,5 millones de euros finales.

Tras finalizar el plazo para presentar ofertas el pasado 23 de febrero, Sasemar realizó la apertura de sobres e inició el expediente de adjudicación. El acta del órgano de asistencia que recoge las propuestas, firmada por el director de Administración y RRHH de Sasemar, José Antonio Pérez, refleja las puntuaciones de los cuatro astilleros a nivel técnico y económico. En el primer caso, Zamakona se impuso a las ofertas olívicas con 43,9 puntos, por los 42,8 de Armón Vigo, los 42,6 de Freire y los 42 de Metalships.

En cuanto al apartado económico, el acta recoge que “todas las ofertas plantean la ampliación del plazo de garantía a 24 meses y un fabricante de motores principales y auxiliares con sede propia o representación técnica y comercial, en España, aportando justificación al respecto”. En este caso Freire se llevó la puntuación máxima al proponer 51,55 millones por los 52,5 de la atarazana vasca (con astilleros en Bilbao,_Pasaia y Canarias), los 52,9 de Armón Vigo y los 53,9 de Metalships.

De esta forma, Zamakona logró 98,18 puntos, Freire 97,6, Armón 96,74 y el astillero de Teis 95,55. Ahora, la mesa de contratación, “por unanimidad”, acordó “requerir al licitador mejor valorado la documentación” y “proponer al Órgano de Contratación la adjudicación del contrato al mismo por el importe de su proposición”, recoge el acta. Si nada cambia, Zamakona ampliará su experiencia en este tipo de barcos. De hecho, para Sasemar ya construyó los buques Don Inda y Clara Campoamor, de 80 metros.

Compartir el artículo

stats