Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia perdió 3.100 empresas en 2019, tantas como las creadas los tres años anteriores

La comunidad registra el mayor descenso de España, arrastrada por la merma en pequeños negocios de comercio y construcción

Galicia perdió 3.100 empresas en 2019, tantas como las creadas los tres años anteriores

Galicia perdió 3.100 empresas en 2019, tantas como las creadas los tres años anteriores Bernabé / Javier Lalín

Como casi todas las magnitudes económicas, la demografía empresarial de 2020 en Galicia no pasará a la historia precisamente por dejar algún récord agradable. Tampoco será, pese a la dura embestida de la crisis del coronavirus, el peor año del tejido productivo. Que ya es mucho, dadas las circunstancias. En noviembre, sin ir más lejos, se constituyeron en la comunidad 271 compañías, a una media diaria de 9, según el balance publicado ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) a partir de las publicaciones en el Boletín del Registro Mercantil. Desde enero van 2.881, un 17% menos que en el mismo periodo de 2019, que ya no fue un ejercicio especialmente brillante para el tejido empresarial de Galicia. La creación de sociedades el año pasado bajó la barrera de las 4.000, algo que no sucedía desde 2009, coincidiendo con el arranque de la doble recesión. La falta de savia nueva pasó factura al esqueleto económico de la región. A 1 de enero de 2020 quedaban 197.813 empresas operativas después de una caída anual del 1,6%, la mayor entre todas las regiones. Se perdieron 3.159, tantas como las creadas durante los tres años anteriores. La evolución de Galicia contrasta, y mucho, con lo sucedido en el conjunto del país: 41.231 nuevas compañías activas, un 1,2% más que en el arranque de 2019.

Hugo Barreiro| Pinche en en la imagen para ampliar

De hecho, los territorios que sumaron empresas con actividad son clara mayoría sobre los seis que entraron en números rojos incluso antes del parón por el coronavirus. Además de Galicia, que registra el peor saldo tanto en cifras absolutas como en porcentaje, la demografía empresarial descendió en Melilla (1,3%), Castilla y León (0,7%), Extremadura (0,5%), Aragón (0,5%) y Asturias (0,3%). Entre el resto, todas al alza, destacan Andalucía, con un ascenso del 2,4%; Madrid (2,1%); Comunidad Valenciana (2%) y Cataluña (1,6%). Tras el incremento durante 2019, el número de firmas mercantiles con actividad en España se situó el 1 de enero de este año por encima de los 3,4 millones, como recoge la actualización del Directorio Central de Empresas divulgado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Algo más de las que funcionan en Galicia, unas 106.500, carecían de asalariados. Otras cerca de 58.000 (tres de cada diez) tenían entre uno y dos. Estos dos perfiles de microempresas concentran el 83% del tejido productivo de la región. Y son también donde se concentra la práctica totalidad de la merma en el último año. Desaparecieron 2.995 negocios sin plantilla y 685 de los que no pasan de los dos trabajadores. De 3 a 5 hay 18.700 tras un incremento de 204 a lo largo del pasado año; las compañías de 6 a 9 efectivos superan las 7.000, 170 más que a 1 de enero de 2019; hay 4.125 con entre 10 y 19 empleados (48 más); y 2.300 que se mueven entre 20 y 49 trabajadores (89 nuevas). Las otras principales variaciones son la reducción de 18 empresas en la horquilla 50-99 asalariados; y la pérdida de una entre las de 500 a 999 y las de 1.000 a 4.000 personas en nómina, aunque justo las de más de 5.000 aumentan en 2, hasta un total de 12.

El volumen de empresas sin plantilla es incluso superior en el conjunto del Estado: 56,2%. Las de uno a dos empleados representan el 26,6%, en este caso tres puntos menos que en Galicia. “La población de empresas activas está caracterizada por un gran dinamismo, pues solo un 17,2% existía hace 20 o más años”, señala el INE. Dos de cada diez no cumplió aún los tres años desde su alumbramiento. De esta información no hay detalles por comunidades, pero los últimos que sí existen del IGE (relativos a 2018) desvelan el pinchazo del emprendimiento: el 40% de las firmas en la comunidad no sobrevive a su primer ejercicio de vida.

El comercio minorista lidera la demografía empresarial en Galicia. Son casi 27.000 firmas, el 13,6% del total, pese a que también sobresale entre los sectores que más retrocedieron: 1.223 menos. La construcción perdió 1.301 compañías activas y 517 la hostelería. Las actividades inmobiliarias, en cambio, sumaron 375 y la educación otras 374.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats