Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estreno frustrado de Ritz-Carlton

Hoy era el día que había soñado Douglas Prothero; los problemas en Barreras han impedido la gran efeméride del crucero "Evrima"

Recreación virtual del crucero Evrima // FDV

Recreación virtual del crucero Evrima // FDV

Fort Lauderdale, Miami (Florida). Amanece con una previsión de 26 grados de máxima, cielo casi despejado, sin viento. La mejor meteorología para el viaje inaugural de un barco de ultralujo; el buque, de la naviera The Ritz-Carlton Yacht Collection, sí será ultrapremium, lo que no ha podido ser es su estreno. Hoy, 5 de febrero, estaba prevista la salida del crucero Evrima -bautizado inicialmente como Azora- para hacerla coincidir con las celebraciones de la noche más deportiva del año, la Superbowl. De hecho, el viaje había recibido la denominación de The Big Game (el gran juego, en inglés), con escalas en la propia Fort Lauderdale, Bimini (Bahamas) y Key West (Florida). El precio por cada suite (el barco solo dispone de camarotes premium para los 298 pasajeros) iba desde los 8.497 euros hasta los más de 15.300, con "experiencias únicas en sus paradas". Se quedó en un sueño. El Evrima continúa en Vigo a medio hacer, atrapado en una de las mayores crisis por las que ha atravesado el astillero Hijos de J. Barreras. No hay nueva fecha inaugural, de momento.

Fue el pasado 30 de septiembre, dos días antes de la solicitud de preconcurso, cuando la armadora que dirige Douglas Prothero se vio obligada a cambiar todos sus planes. "Hijos de J. Barreras ha informado recientemente a Ritz-Carlton Yacht Collection que se enfrenta a problemas relacionados con la entrega y el coste del proyecto que atañe al primero de sus barcos en el astillero vigués", informó entonces. "Como resultado, nos hemos visto obligados a posponer el debut y viajes posteriores del barco hasta el 13 de junio de 2020". En efecto, y oficialmente, la compañía mantiene el estreno para el 14 de junio, con salida desde Barcelona. Un plazo inviable dada la evolución de los trabajos de construcción en Vigo que, a expensas de la plena materialización del acuerdo financiero, no se han retomado. De acuerdo con diversas fuentes próximas a la atarazana viguesa, Cruise Yacht 1 -ya propietaria del barco- considera factible culminar el buque antes del mes de septiembre, previsión que no comparten en algunas empresas auxiliares.

En aquel viaje inaugural la ruta incluía una parada en Vigo. Arribaría a la ciudad el 29 de junio de 2020 a las seis de la mañana y tenía previsto en el puerto hasta el 30, con salida hacia Bilbao a las nueve de la noche. Iba a ser por tanto una escala de 40 horas. "Nuestro equipo está profundamente comprometido en ofrecer una experiencia altamente personalizada y vanguardista que haga que nuestro yate inaugural sea el más distintivo de su tipo". Con el incremento del precio -para salvar el agujero patrimonial del astillero-, tal y como consta en el acuerdo de financiación remitido el Mercantil 3 de Pontevedra (con sede en Vigo), el Evrima tendrá un coste final de 321,5 millones de euros.

Compartir el artículo

stats