Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Faurecia Asientos deja atrás el ERE después de año y medio por el tirón del nuevo 2008

La planta de Valadares recupera la actividad tras la pérdida en 2015 del proyecto K9

Fin a la travesía del desierto en una de las plantas de componentes más importantes de Vigo: Faurecia Asientos de Galicia (FAG). La producción en serie del nuevo todocamino de PSA, el Peugeot 2008, ha permitido a la factoría de Valadares suspender el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) aplicado a toda la plantilla (cerca de 400 operarios) desde mediados de 2018, a la espera incluso de recuperar el turno de noche el 20 de enero. FAG fue una de las empresas que más sufrieron la pérdida del proyecto K9 (la nueva generación de comerciales ligeros de PSA), ya que en 2015 la producción de furgonetas representaba más del 60% del total de la actividad del centro.

Tras el fracaso con el K9, FAG apostó por la digitalización y aprobó un plan de competitividad que le permitió adjudicarse los asientos del 2008, cuya producción en serie arrancó en octubre. Entre un proyecto y otro, la empresa se vio obligada a plantear un ERTE rotativo para toda la plantilla y a ofrecer bajas para contener el impacto sobre el empleo. Ahora la actividad se ha recuperado, trabajando en dos turnos en las dos líneas y pendiente de un tercer equipo para la noche a partir del día 20 y de si PSA-Vigo confirma un cuarto turno de fin de semana a partir de marzo-abril.

La multinacional francesa cuenta con cuatro plantas en Galicia: tres en la comarca de Vigo -O Caramuxo, Valadares y Porriño- y una cuarta en Ourense, con más de un millar de trabajadores directos. Al otro lado de la raia, Faurecia, participada por el Grupo PSA, tiene varios macrocentros en Bragança y São João da Madeira.

Compartir el artículo

stats