Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La evolución de la caja del sistema público de pensiones

El alza de las pensiones se come la recaudación por cotizaciones en Galicia

Los ingresos de la Seguridad Social aumentan un 6,4% y aportan 84 millones más. El gasto en las prestaciones tras las revalorizaciones crece el doble: 176 millones

El alza de las pensiones se come las cotizaciones de la Seguridad Social

El alza de las pensiones se come las cotizaciones de la Seguridad Social

La Seguridad Social volverá a echar mano de macropréstamo concedido por el Tesoro para pagar la extra del verano a los pensionistas. La nómina de junio ascenderá a 19.000 millones de euros, de los que 7.500 millones vendrán a cargo de ese crédito al que seguro que habrá que recurrir otra vez en diciembre. El sistema sigue muy lejos de ser autosuficiente a pesar de la evidente mejora en la caja por el impulso al empleo y el superávit acumulado hasta mayo. Ingresó 2.513 millones de euros más de lo que gastó. Y eso que el coste de las prestaciones está en máximos históricos por el progresivo envejecimiento de la población, las cuantías más altas de los nuevos retiros y las revalorizaciones que el anterior Gobierno pactó con el PNV para lograr su apoyo a los presupuestos de 2018 y la decisión del actual Ejecutivo en funciones de compensar la desviación del Índice de Precios al Consumo (IPC). Por eso en Galicia, uno de los territorios con mayor peso de los mayores, la evidente mejora de la recaudación por cotizaciones se diluye con el también creciente desembolso en pensiones.

El número de afiliados a la Seguridad Social superó los 1,018 millones en la comunidad en mayo. En el último año Galicia ganó 20.315 cotizantes. El incremento, un 2%, se quedó por debajo de la subida registrada en el conjunto del país, del 2,8%. Eso se nota también en la evolución de las retenciones en el salario de los trabajadores. Mientras que el total estatal ronda el 8%, el alza en Galicia fue del 6,5%. Una vez más figura en los puestos de cola junto con el resto de las regiones que componen el noroeste español, las más aquejadas por el invierno demográfico y por la falta de relevo generacional en el mercado laboral.

Galicia sumó 2.956 millones de euros en cotizaciones sociales, según los datos provisionales recopilados por el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y que no tienen en cuenta la aportación de las mutuas. Es la mayor recaudación en los cinco primeros meses del ejercicio desde el comienzo de la recuperación y van dos años consecutivos creciendo por encima del 6%. Pontevedra lidera el ascenso. Es la única provincia que se acerca a la media nacional -medra a un ritmo del 7,5%-, frente al 6,3% de A Coruña, un 5,4% en Lugo y un 4,8% en Ourense.

Pero la debilidad de la comunidad para crear empleo y con mejores sueldos queda reflejada en el diferencial con el resto de España. La Seguridad Social está recaudando casi un 19% más que en 2016. En Galicia, sin embargo, el avance es del 14,4%.

El coste de las pensiones rozó los 3.000 millones de euros tras un incremento prácticamente idéntico al de las cotizaciones, del 6,4%. Lo que ocurre es que en su caso el impacto es mayor porque el importe es más elevado. El doble. Son 176,5 millones más gastados en prestaciones, frente a los 84,4 millones de aumento en los ingresos.

Galicia acabó mayo con 764.931 pensiones, un 0,5% más (3.868) que un año antes. La prestación media pegó un subidón del 5,9%, hasta los 840,51 euros, al amparo de esas dos revalorizaciones fijadas por los dos últimos Gobiernos y la diferencia entre las altas y las bajas del sistema. Por las 1.891 nóminas de jubilación con una cuantía de alrededor de 831 euros que se extinguieron, principalmente por fallecimiento, entraron 1.736 prestaciones que reciben de media 1.190,30 euros. O, lo que es lo mismo, las nuevas pensiones de jubilación en Galicia son un 43% más elevadas que las antiguas. La diferencia en las de viudedad es del 20,3% (634,17 euros al mes).

A todo esto hay que añadir el resto de prestaciones de la Seguridad Social, que aumentaron un 30%: 123 millones. La razón está en el gasto disparado por bajas temporales, que aumenta un 55%, hasta los 80,3 millones.

Compartir el artículo

stats