05 de abril de 2018
05.04.2018

Deducciones | Siete recetas para aligerar la factura fiscal con la Renta

Hay deducciones poco conocidas que tienen más impacto que una rebaja de impuestos

26.04.2018 | 10:11

Ayer se dio el pistoletazo de salida para la presentación por vía telemática de la declaración de la Renta. Los contribuyentes gallegos ya pueden presentar la declaración de la Renta bajo un claro reclamo: siete de cada diez salen a devolver. A diferencia de otros años, la campaña de la Renta llega este año sin rebajas de impuestos y, a falta de nuevas medidas para aligerar la factura fiscal, los 1,3 millones de contribuyentes gallegos que se espera que presenten la declaración este año deberán recurrir a las diferentes deducciones -no siempre conocidas- para aportar un dinero extra a sus bolsillos. "He visto casos de personas que renunciaban hasta a 800 o 1.000 euros por no conocer las deducciones que existen en el IRPF", explica Bárbara Vega, miembro del Colegio de Gestores Administrativos de Galicia.

1 | Nacimiento de hijos


Las deducciones por asuntos familiares son la principal fuente de descuentos en el peaje del IRPF. Los hogares que superen los 22.000 euros de renta recibirán una deducción de 300 euros por cada hijo, que se amplía hasta los 360 euros a partir del segundo. Si los ingresos de los hogares se sitúan por debajo de este límite, la cuantía de las deducciones se eleva hasta los 360 euros por el primer hijo, los 1.200 si es el segundo y los 2.400 para el tercero. A esta deducción se puede sumar la de 250 euros que perciben las familias numerosas de categoría general y los 400 euros de aquellas con categoría especial.

2 | Gastos de guardería


 Además de la deducción directa por nacimientos, en Galicia es posible deducirse el 30% de los gastos de los hijos menores de 3 años que están al cuidado bien de una persona empleada en el hogar o bien en una guardería. El requisito para acceder a esta ayuda que tiene un límite de 400 euros (ampliables a 600 euros si tienen dos o más hijos) es que los dos padres sean trabajadores en activo y estén inscritos en la Seguridad Social y que los ingresos del hogar no superen los 31.000 euros.

3 | Alquiler de vivienda


 Ya pasan cinco años desde que se eliminó la deducción por adquisición de vivienda habitual, una opción a la que solo se podrán acoger quienes comprasen antes del año 2013. Sin embargo, los contribuyentes gallegos todavía echar mano del ladrillo para abaratar su factura fiscal. Aquellos menores de 35 años y con ingresos inferiores a los 22.000 euros al año pueden deducirse el 10% del importe del alquiler con un límite de 300 euros ampliables hasta el 20% y los 600 euros si cuenta con dos hijos menores de edad.

4 | Energías "verdes" y tecnología


 Eliminadas las bonificaciones por la adquisición de vivienda, el contribuyente debe buscarlas en la instalación de climatizadores que echen mano de las energías renovables. Es deducible hasta el 5% de su importe, con un límite de 280 euros. Además, aquellos hogares que instalen líneas de alta velocidad podrán deducirse hasta el 30% de sus cuotas de alta y mensual.

5 | Inversiones y planes de pensiones


 La inversión en determinadas empresas tiene doble retorno. A los posibles dividendos cobrados, se suma una deducción del 15%, hasta los 4.000 euros por la compra de acciones de empresas que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en donde están las gallegas Altia, Greenalia, Euroespes, Commcenter o Netex. Esta deducción escala hasta el 20% cuando se trata de empresas nuevas o de reciente creación. Además de la inversión directa en empresas, otra vía para aligerar la factura fiscal está en las aportaciones a planes de pensiones. Los primeros 8.000 euros son desgravables siempre y cuando supongan menos del 30% de los ingresos netos.

6 | Autónomos


 La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo autónomo, además de ampliar la duración de la tarifa plana, trae consigo la posibilidad de que los autónomos que trabajen desde casa se deduzcan gastos del hogar. "Es de un 5% o un 6% porque el 30% de deducción solo se aplica sobre el porcentaje de la vivienda que se dedica al trabajo y que normalmente suele ser un despacho", aclara Bárbara Vega.

7 | Movilidad geográfica


 Los trabajadores autónomos también pueden, al igual que los del resto de regímenes, beneficiarse por las deducciones por movilidad geográfica. Hasta 2.000 euros pueden ser deducibles en el caso de que se produzca un traslado del municipio de residencia por motivos laborales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook