Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iberconsa compra Santa Cruz y se erige en la primera pesquera española en Argentina

Asumirá una participación mayoritaria en la compañía, con seis buques tangoneros y dos poteros - La firma viguesa asume el trono en langostino austral, que tiene ya en merluza

Iberconsa compra Santa Cruz y se erige en la primera pesquera española en Argentina

Iberconsa compra Santa Cruz y se erige en la primera pesquera española en Argentina

Grupo Ibérica de Congelados (Iberconsa) ha alcanzado un acuerdo para la toma de una participación mayoritaria en Pesquera Santa Cruz, según pudo saber FARO en fuentes de la industria. La operación coloca a la compañía de Teis como la primera pesquera de capital español en Argentina, ya por encima de Argenova (filial de Pescanova), con más de una veintena de buques en este caladero y dedicados principalmente a la captura de merluza, langostino austral y pota. Santa Cruz aporta ocho pesqueros. La compra prolonga la apuesta de Iberconsa por aguas patagónicas, para las cuales acaban de adquirir un buque de 72 metros de eslora, el Pescaberbés Dos, que será íntegramente reformado por 7,5 millones de euros. El consejero delegado del grupo vigués, Alberto Freire, ha confirmado el acuerdo entre ambas partes, alcanzado tras una "exitosa" due diligence.

"El proyecto pasa por dotar a Pesquera Santa Cruz de autonomía en su gestión, así como de los recursos necesarios para desarrollar y potenciar su actividad en las líneas de negocio" que desarrolla a día de hoy: pesca extractiva de langostino austral y pota, transformación industrial (en Puerto Deseado) y prestación de servicios portuarios en la Patagonia argentina. Ha sido el atractivo del nuevo proyecto así como la "buena sintonía" entre ambas partes la que ha propiciado que los actuales propietarios de Santa Cruz permanezcan en el capital a futuro. También los accionistas de Iberconsa permanecieron en el accionariado cuando la gestora de fondos de capital riesgo Portobello se hizo, a finales de 2015, con la mayoría de los títulos de la pesquera viguesa. La transacción será efectiva tras el cierre de los estados contables de 2017, como explicó Freire, al tratarse "de una compra sobre acciones de la sociedad".

Iberconsa se convierte con esta operación en la mayor operadora de langostino austral, posición de liderazgo que ostenta también a nivel mundial en merluza congelada a bordo. A cierre del pasado ejercicio la empresa había comercializado 14.000 toneladas de gambón. El argentino es un caladero por el que ha realizado una fuerte apuesta inversora tanto a nivel de flota como de procesado, con la instalación en la factoría de Rawson (Chiubut) de líneas de congelación IQF ( Individual Quick Freezing), que aportan al pescado una mayor calidad respecto a la congelación lenta al reducir drásticamente la formación de hielo en los tejidos y la pérdida de fluidos. En los últimos dos años Iberconsa incorporó a Argentina buques como el Minchos VIII, reformado y alargado en Freire Shipyard, dos tangoneros de la armadora Santa Elena (en concurso) o el Ventarrón (tras la compra de Atunera Argentina). Las inversiones de la compañía superaron los 60 millones en el mismo bienio, con los que reforzó también la actividad extractiva y de procesado en Namibia y Sudáfrica, donde ha alumbrado una joint venture con Eyethu e East Coast, antes propiedad de Pioneer.

El pasado verano incorporó a Imanol Almudí como director general. "No daremos un salto al vacío pero no queremos renunciar a hacer nada en los mercados que seleccionamos". Los puntos core para el negocio son España, Italia, Portugal, Estados Unidos y Japón, tanto con marca de distribuidor como con Nós.

Compartir el artículo

stats