Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelve el apetito por la alta cilindrada

La compra de automóviles de mayor potencia dispara un 21% la cantidad pagada por los gallegos por el impuesto de matriculación

La recuperación económica ha devuelto a los gallegos el interés por los vehículos de mayor cilindrada. Este cambio en el consumo provoca que el importe medio abonado en el impuesto de matriculación se haya disparado un 21% en lo que va de año. El repunte gallego casi triplica el registrado por la media nacional, que es del 9,2%. De los 244 euros abonados de media por los gallegos por la matriculación del vehículo en la primera mitad del año pasado, ahora la cifra escala hasta los 295. De hecho, el importe pagado por el impuesto de matriculación es ahora un 3,5% superior a la media nacional.

La razón de este desfase frente al resto de España (los tipos impositivos se han mantenido en los niveles fijados por Hacienda, a diferencia de otras siete comunidades, en donde han sufrido variaciones) se encuentra en el renovado interés de los conductores gallegos por los vehículos de alta cilindrada ante la recuperación económica. Por lo general, cuanto más alta es la potencia del motor, mayores serán las emisiones de CO2 y el gravamen del impuesto de matriculación. El porcentaje de vehículos matriculados en Galicia con una cilindrada superior a los 1.600 centímetros cúbicos ha pasado de representar el 33,3% del total en la primera mitad de 2016 al 35,8% actual. Su peso sobre la flota automovilística solo es superado por el 36,4% de La Rioja y bate al 27,9% que registra la media nacional.

Este aumento de la compra de vehículos de mayor cilindrada también se hace notar sobre el importe abonado. De hecho, se abonaron cantidades superiores a los 20.000 euros por el 24,2% de ellos, frente al 21,2% registrado en los seis primeros meses del año anterior.

Haz click para ampliar el gráfico

Hacienda ha aprovechado este cambio de tendencia para incrementar su recaudación por este impuesto en un 17,8% respecto a 2016, hasta 185,7 millones de euros.

La tercera parte de 2008

De continuar a este ritmo hasta el final del ejercicio, Hacienda obtendría 370 millones de euros en recursos procedentes de la matriculación de nuevos vehículos. Se trataría de un avance del 13,2% respecto al año anterior, pero aún sería solo un tercio de la recaudación récord de 1.077 millones de euros obtenidos durante el año 2008.

Todo ello a pesar de que, de mantenerse esta evolución, cerraría el año en los 1,3 millones de automóviles matriculados, un 21,4% más que los 1,07 de 2008. El motivo de que este repunte no llegue a las arcas de Hacienda está en que el 77,2% de los vehículos matriculados en la primera mitad del año están exentos de tributar, al emitir menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro. El avance de los vehículos híbridos y las medidas para reducir las emisiones han hecho que el porcentaje de automóviles y motos exentos de pagar este impuesto se haya más que triplicado desde 2008 -entonces solo el 21,8% del total esquivaba a Hacienda-.

Compartir el artículo

stats