29 de abril de 2009
29.04.2009

La crisis redujo en apenas tres meses un 24,1% el superávit de la Seguridad Social

Asciende a 8.249,2 millones de euros, frente a los 10.876 del año pasado

29.04.2009 | 04:19

La crisis se ha comido un cuarto del superávit de la Seguridad Social. En los tres primeros meses de 2009, la Seguridad Social española obtuvo un superávit de 8.249,24 millones de euros, cifra inferior en un 24,1% a la del mismo periodo del año anterior, cuando el superávit ascendió a 10.876,6 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Este resultado fue consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 31.008 millones de euros, un 2,5% menos, y de unos pagos que sumaron 22.758,7 millones de euros, un 8,7% más que en el primer trimestre de 2008.
Las declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, advirtiendo de que la Seguridad Social podría cerrar el año con déficit provocaron hace unas semanas bastante revuelo. Desde el Gobierno, distintos responsables, entre ellos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se apresuraron a asegurar que la Seguridad Social cerrará 2009 con superávit y que las pensiones están aseguradas hasta 2025.
La Seguridad Social obtuvo un superávit de 8.249,24 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, aunque esta cifra fue un 24,1% inferior a la del mismo periodo del año anterior, En términos de caja, las operaciones no financieras se concretaron en una recaudación líquida de 29.205,8 millones de euros, con un repunte del 0,3% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos se incrementaron un 9%, hasta 22.598,4 millones de euros.
Asimismo, el Estado registró en el primer trimestre un déficit de 7.586 millones de euros, en términos de Contabilidad Nacional, el 0,69% del PIB, frente al superávit de 3.387 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos ayer por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 37.974 millones de euros, un 8,7% más, mientras que los ingresos sumaron 30.388 millones de euros, lo que supone una caída del 20,7%. La recaudación neta ascendió a 45.550 millones de euros, un 11,9% menos, y los impuestos directos sumaron 20.919 millones, lo que supone un descenso del 10,7%.
El Ministerio de Economía asegura que el déficit obtenido debe analizarse teniendo en cuenta el impacto de las diferentes medidas tomadas por el Gobierno para aumentar la liquidez de empresas y familias, además de la menor recaudación, debida a la situación económica actual.
Por último, el Producto Interior Bruto (PIB) de España disminuirá este año un 3% de media, mientras que en 2010 esta caída se moderará y llegará al 0,6%, según el panel de previsiones difundido ayer por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). En el panel correspondiente a abril, que recopila las estimaciones de las principales entidades financieras españolas y de varios institutos de estudios, se revisa de nuevo a la baja la previsión anterior de crecimiento de la economía española, que era del 1,8% para 2009. Este cálculo se alinea con los del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco de España debido al fuerte recorte que han sufrido las previsiones de crecimiento de las exportaciones y de las importaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine