30 de julio de 2008
30.07.2008

Los despedidos de Fadesa serán indemnizados con 36 días por año

30.07.2008 | 12:20
Imagen de la última movilización de los trabajadores de Fadesa / c.pardellas

Los sindicatos y la inmobiliaria de Fernando Martín alcanzan un principio de acuerdo para despedir a 234 trabajadores, 72 de ellos en A Coruña, a través de un ERE

Dos semanas después de presentarse el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de forma paralela a la declaración de suspensión de pagos, la dirección de Martinsa Fadesa y los sindicatos alcanzaron ayer un acuerdo sobre la indemnización para los 234 trabajadores afectados, 72 de ellos de A Coruña.

Finalmente, los pagos serán de 36 días de sueldo por año trabajado, de los que 20 serán costeados con recursos de la propia empresa y el resto por el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa)

El acuerdo con los sindicatos sobre el ERE afecta al 36% de la plantilla coruñesa y al 26% de la total de la inmobiliaria, que actualmente se encuentra en situación de concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos). El principio de acuerdo contempla una indemnización para los afectados por el ajuste de 36 días por cada año trabajado, con un tope máximo de 20 mensualidades, superior a las de 25 y 28 días por año que la inmobiliaria ofreció en anteriores reuniones. Tal y como trascendió de la parte sindical, de la indemnización total, el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) se encargará de abonar 20 días por año y la empresa los otros 16, según apuntaron fuentes de UGT.

Mantenimiento de plantilla

Asimismo, en virtud del acuerdo, la inmobiliaria que controla y preside Fernando Martín se compromete a "poner todos los medios a su alcance" para garantizar el mantenimiento de la plantilla tras el ERE, que sumará algo más de 600 trabajadores. Fuentes sindicales explicaron que esta propuesta será sometida a las asambleas de trabajadores de Martinsa que se celebrarán en los próximos días -hoy será la primera en A Coruña- para que lo ratifiquen o lo rechacen.

Además, indicaron que si la propuesta supera este trámite, la próxima semana podrían firmar con la empresa el acuerdo definitivo. El acuerdo queda también pendiente de que el Fogasa asuma los pagos. Posteriormente, será remitido al Juzgado de lo Mercantil de A Coruña, donde se tramita el concurso de la sociedad y que tiene la competencia para pronunciarse sobre el ajuste de plantilla de la inmobiliaria, dado el proceso concursal en que está inmersa. Los sindicatos esperan que en unos 15 días podría ser ratificado por el juez de lo Mercantil de A Coruña.

Ante el principio de acuerdo alcanzado con la empresa, CC OO mostró su confianza en que los administradores concursales de la inmobiliaria y el juez encargado del concurso sean "sensibles a la situación a la que se han visto abocados los 234 trabajadores de la empresa y ratifiquen el acuerdo sobre el ERE", según indicó el secretario de Servicios Jurídicos de la Federación de Construcción, Madera y Afines de CC OO, José Luis López, en un comunicado. Por su parte, UGT mostró su satisfacción ante el acuerdo, dado que presenta una indemnización superior a la inicialmente planteada por la empresa y permite, tal como era el objetivo de los sindicatos, trasladar un acuerdo al juez del concurso.

Trabajo no intervendrá

El Ministerio de Trabajo e Inmigración anunció ayer que se inhibirá en el proceso de este ERE, argumentando que la Ley Concursal establece "competencia exclusiva" para el juez de un proceso concursal desde el mismo momento en que una empresa lo solicita. Para el departamento que dirige Celestino Corbacho, la intervención de la Dirección General de Trabajo en el ajuste de plantilla de la inmobiliaria podría suponer "sustraer del gobierno del juez decisiones de la empresa de contenido económico, contenidas en el ERE y con incidencia directa en el concurso".

El mismo día que Martinsa Fadesa presentó el concurso voluntario, el pasado 15 de julio, empresa y sindicatos constituyeron la mesa negociadora del ERE en una primera reunión en la que la dirección ofrecía indemnizaciones de 25 días por año trabajado, en tanto que los sindicatos demandaban una compensación de 45 días.

El lunes 21 se celebró una nueva reunión en la que la empresa elevó a 28 días la indemnización para cada trabajador afectado por el ERE, que fue rechazada por la representación de los trabajadores. Ayer, finalmente, se llegó a un acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook