15 de julio de 2008
15.07.2008

El Santander compra el banco británico Alliance & Leicester por 1.500 millones

15.07.2008 | 02:00
Una de las 14.000 oficinas del banco británico Alliance & Leicester, adquiridas por el Santander

La entidad que preside Emilio Botín financiará la operación a través del canje de acciones, una propia por tres de la firma adquirida

No todos viven de igual forma la crisis. Mientras los "españolitos de a pie" sufren cada vez más para llegar a fin de mes con la inflación y el Euríbor disparados, el Grupo Santander evidenció ayer de su buena salud económica embarcándose en otra mastodóntica absorción, la del banco británico Alliance & Leicester que adquiere por más de 1.500 millones de euros. El grupo financiero de la zona euro, que preside Emilio Botín, pagará la operación a través del canje de una acción suya por cada tres de la entidad británica, que quedará integrada en el Abbey.
La compra de la entidad británica era una operación que ya adelantaron los medios británicos. Fue ayer cuando el Santander confirmó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la adquisición de A&L se completará alrededor del próximo mes de octubre valora cada título de Alliance and Leicester en 317 peniques, importe que incluye 299 peniques por acción y un dividendo posterior de 18 peniques, y representa una prima del 44,6% respecto al último precio de cierre bursátil del banco británico.
Botín destacó que la operación "será un paso significativo en el desarrollo del Santander en Reino Unido", ya que permite la integración de actividades de A&L y de la filial Abbey, adquirida en 2004, lo que proporcionará al grupo un incremento de la masa crítica de los negocios en el mercado británico. "La operación cumple con el objetivo de retorno sobre la inversión de Santander y genera valor para los accionistas de Santander", aseguró un exultante Botín que afirmó que ahora, junto a Abbey, A&L creará "una de las principales franquicias del sector bancario en el Reino Unido".
Desde el otro lado, el presidente en funciones de A&L, Roy Brown, explicó que el consejo del banco, tras "una cuidadosa consideración" ante el deterioro de las condiciones del mercado la compra por parte del Santander. "A&L es un negocio sólido y atractivo y su resistente comportamiento es prueba de la calidad de su franquicia. Sin embargo, el consejo es plenamente consciente de los riesgos externos significativos que suponen el deterioro de las condiciones de mercado y las continuas turbulencias en los mercados financieros", apuntó.
El directivo de la entidad británica destaca que, con este panorama, la propuesta de Santander representa valor para los accionistas ya que la combinación de A&L con los negocios de Santander en Reino Unido "tiene un encaje excelente".
La adquisición está condicionada, entre otras cuestiones, a ciertas aprobaciones por parte de los accionistas del Santander y de los accionistas de A&L, así como a la 'luz verde' de las autoridades británicas de control de concentraciones (Financial Services Authority) y el Banco de España.
A&L cuenta con una red de oficinas de 14.000 sucursales, extiende su oferta comercial de financiación a clientes actuales, nuevos, y pequeñas y medianas empresas, lo que le dota de una cartera crediticia diversificada, y ofrece servicios de banca telefónica y por Internet.
Las acciones del banco hipotecario Alliance & Leicester (A&L) se dispararon ayer casi un 53% en la Bolsa de Londres tras el anuncio de compra de la entidad británica por parte del español Banco Santander.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook