Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de ahorro energético y El impacto en empresas y administración

Los comerciantes de las comarcas muestran su descontento ante las medidas del Gobierno

El control de temperatura, las puertas automáticas y el apagado de luces son los preceptos más polémicos

Aplicación de la medida de control de temperaturas en los comercios. | // BERNABÉ

La entrada en vigor desde esta noche del plan de ahorro energético a obligado a empresarios y ayuntamientos a adherirse a las medidas estipuladas por el gobierno central. Desde ayer tanto los edificios municipales como los escaparates de las tiendas tendrán que apagar sus luces a las diez de la noche. Asimismo, entre las principales normas estipuladas también destaca la obligatoriedad de mantener el aire acondicionado a 27 grados y las puertas de los establecimientos cerradas para evitar la salida del fresco.

Estas medidas para muchos son exageradas e ilógicas, pero al tratarse de algo legislado, a los comerciantes no les queda otra que acatarlas. En este tipo de opiniones encontramos a David Campos, presidente de la Asociación de Empresarios de Deza, que manifiesta que se han adoptado unas decisiones sin fundamento, ya que no se ha mostrado ningún tipo de estudio que avale que con la implementación de estas ideas realmente se logre un ahorro energético real. Campos también alega bajo su opinión que cualquier medida restrictiva va a ser perjudicial para el comercio, aunque afirma que el nivel de impacto que esto puede causar en las distintas empresas es hasta ahora desconocido.

Paraje desolador

Sobre las luces, al tener que apagar los escaparates puede provocar que muchos clientes potenciales no se fijen precisamente por falta de iluminación, e incluso pueden llegar a crear un paraje desolador en las calles por la escasez de luces, algo a lo que la población no está acostumbrada. Cabe destacar que, en sí, el uso de la luz es una estrategia de ventas empleada por los comerciantes independientemente de si el establecimiento está abierto o cerrado, lo que vaticina que, si los escaparates están apagados la reacción sea negativa. El presidente de la AED también expone que este paquete de medidas no se ha pactado con nadie del sector y que además son generales para todo el territorio, lo que califica de sinsentido, puesto que las condiciones como pueden ser el clima, no son iguales en todo el país.

Aquí entra en debate el segundo precepto destacable, el control de temperatura, que también supone un motivo de descontento. En el caso de las comarcas, por el tipo de clima al que pertenece, que el aire acondicionado esté limitado a 27 grados, tal vez no suponga un gran problema. Sin embargo, el hecho de que en invierno la calefacción esté restringida a 19 grados sí puede ocasionar un problema, ya que es un ambiente bastante frío.

La tercera medida que ha suscitado polémica en el mundo empresarial es la implantación de puertas automáticas en los comercios y establecimientos y que estas permanezcan cerradas. Esto no quiere decir que sea obligatoria su instalación, sino que, en caso de no se debe instalar algún tipo de sistema, como pueden ser muelles o cualquier otro tipo para lograr que se cierren cuando las puertas se abran para que no se escape ni el calor ni el frío.

A pesar de ello, hay asociaciones como ECOS de Silleda que no ven tan descabellada la implantación de estas medidas, ya que hay negocios a los que apenas les afecta porque o bien no tienen estufas de gas ni aire acondicionado, y porque tampoco ven con malos ojos el tener que apagar las luces de los escaparates cuando el negocio esté cerrado. Además, algunos comerciantes tampoco consideran que la temperatura propuesta por el Gobierno sea descabellada. Asimismo, habrá que esperar a ver el impacto real que este Real Decreto tiene sobre el comercio local y comprobar si el gobierno hace alguna modificación a lo largo del tiempo o si mantiene el plan tal cual, hasta su vencimiento, que será el 1 de noviembre de 2023.

Sin datos del ahorro

Por su parte, Alfredo González, presidente de la Asociación de Comerciantes da Estrada (ACOE), manifesta que el plan energético es “una cosa absurda” que ha dejado “totalmente desconcertados” a los empresarios estradenses. González critica unas medidas “que nadie comprende” y censura al Gobierno por “ni siquiera dar datos del posible ahorro” que pueda provocar la iniciativa. El presidente de la ACOE calificó de “inútil” la obligación de apagar los letreros de los establecimientos durante las horas de noche porque, en palabras de González, “la mayoría de los comerciantes estradenses ya lo están haciendo desde el mes de noviembre”, debido a la importante subida del precio de la luz. De hecho, numerosos comercios de A Estrada “hacen coincidir la hora de apertura y cierre con el horario de escaparate y rótulo” porque se ven en la necesidad de reducir gastos, “ya no por el ahorro energético sino por sus propios bolsillos”. El presidente de los comerciantes estradenses señala que “se podrían haber tomado otras medidas” que realmente sí que derivaran en un ahorro energético real, como por ejemplo “obligar a los establecimientos a instalar luces LED en sus rótulos y letreros”.

Por otro lado, González tilda de “tontería enorme” la medida tomada para tratar de reducir el consumo del aire acondicionado. El máximo dirigente de los comerciantes estradenses señala que, al tratarse de negocios pequeños, la mayoría de ellos ni siquiera tienen aire acondicionado en sus establecimientos. Por último, González también carga contra la intención gubernamental de instar a los comercios a instalar puertas automáticas, que según él, recuerda “a otras medidas que obligaron a realizar reformas estúpidas” que al final acabaron en saco roto.

Para González, esta medida recuerda a la de hace unos meses, cuando se obligó a los comercios a colocar pantallas de metacrilato, por medio de “una reforma que se acabó anulando a los dos días”. Viajando un poco más atrás en el tiempo, el presidente de ACOE rememora las “famosas peceras” que se instalaron hace más de una década para fumar dentro de los bares. Esta fue otra “medida que se suspendió a los dos meses de instaurarse” y que provocó que muchos establecimientos hosteleros perdieran “miles de euros” en una actuación que “no valió para nada”. González indica que las medidas tomadas recientemente por el Gobierno son “simplemente para hacer ruído”, puesto que son normas “absurdas que no tienen ni pies ni cabeza”.

Consecuencias en el alumbrado navideño

Por su parte las administraciones locales también han dado su punto de vista sobre este plan de ahorro. La mayoría coincide en que lo cumplirán sin ninguna duda y que además sus instalaciones municipales están preparadas ante estas medidas y que no experimentarán grandes cambios. Aunque todavía es muy pronto para hacer un balance oficial ya que el Real Decreto es de reciente vigencia. Sin embargo, los diversos ayuntamientos han afirmado que en sus distintas localidades se ha hecho durante estos años una transición ecológica que permite, por ejemplo, no depender del gas para las calefacciones, como es el caso de Silleda que apuesta por la biomasa. Asimismo, también manifiestan que en sus diversos edificios no hay implantados aparatos de aire acondicionado. Lo que sí puede verse afectada es la iluminación de Navidad, ya que con estas restricciones tendrán que seguir la norma de apagarse a las diez de la noche. Por ahora no hay ninguna excepción que indique lo contrario, por lo que los diferentes consistorios comarcales puede ser que se replanteen esta campaña con el fin de evaluar si les compensa continuar alumbrando las calles como hasta ahora o si deben realizar alguna modificación que se ajuste a las demandas del nuevo plan de ahorro energético. En las comarcas de Tabeirós y Terra de Montes, los concellos no se mostraron preocupados por las nuevas medidas que tendrán que adoptar. En Forcarei y A Estrada, apagarán las luces del consistorio durante las horas de noche, mientras que en Cerdedo-Cotobade señalaron que tomarán las medidas pertinentes “una vez que nos la comuniquen oficialmente”.

Compartir el artículo

stats