Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada repartirá el antiguo mobiliario de las zonas peatonales por el casco urbano

Se valora todavía qué hacer con los bancos de piedra | La instalación de las nuevas jardineras se retrasa hasta acabar el verano

El nuevo y el viejo mobiliario siguen conviven de momento en el centro de A Estrada. | // L.D.

El Concello de A Estrada realizó el pasado mes de julio la instalación del nuevo mobiliario urbano adquirido para vestir el centro de la villa tras la reforma realizada durante meses. Estos nuevos elementos, que van desde bancos y papeleras hasta jardineras de grandes dimensiones, no han pasado desapercibidos para los vecinos por su estilo moderno, y eso que todavía está pendiente de poner en funcionamiento su iluminación. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es que la instalación de este nuevo mobiliario no ha llevado a la retirada del antiguo, por lo que de momento los antiguos bancos de piedra y madera y las viejas jardineras redondas siguen conviviendo con las nuevas, con un overbooking de elementos notable en algunos puntos del centro de la villa.

El edil de Urbanismo, Gonzalo Louzao, explicó que en las próximas semanas se procederá a la retirada de buena parte de estos elementos. Desde el gobierno local explicaron que todos ellos, en buen estado general de conservación, pasarán a tener un nuevo uso en otras calles del casco urbano que carecen de mobiliario o bien que cuentan con elementos en muy mal estado que serán sustituidos. Louzao puso como ejemplo la que podría considerarse la segunda vía principal de A Estrada, la Avenida Benito Vigo, que, a pesar de su importancia y tamaño cuenta con muy pocos bancos en los que sentarse.

Esta céntrica vía cumpliría además con los requisitos necesarios para la instalación de bancos o maceteros al contar con aceras amplias. “Este mobiliario no se puede poner en cualquier calle porque hay que dejar una distancia mínima y no todas las aceras cumplen con eso”, explicó el edil.

Esta reutilización del mobiliario afectaría a todos los bancos de madera y algunos de los maceteros redondos que hay repartidos por la Calvo Sotelo y sus calles anexas. Un caso diferente es el de los bancos de piedra que se encuentran en la calle central de la villa. Estos fueron creados específicamente para esta zona peatonal y su encaje en otras calles no es tan sencillo. Louzao apuntó que se trata de una cuestión que todavía deben tratar.

Uno de los elementos que ha llamado la atención en el nuevo mobiliario ya instalado son las jardineras de grandes dimensiones que se han desplegado por las calles más céntricas. Por el momento, estas jardineras están vacías, por lo que muchos vecinos ya temen que terminen convirtiéndose en improvisadas papeleras. Louzao explicó que esta situación viene de su decisión de no colocar por el momento las plantas que llevarán, debido al momento de sequía generalizada. Se colocarán una vez pase el verano.

Compartir el artículo

stats