Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

juan matute guimón | Jinete

“Comprobé lo sensibles e inteligentes que son los caballos tras mi derrame cerebral”

“Quiero estar en París 2024; desde que me dijeron que no iba a Tokio trabajo para ello”

Juan Matute en una reciente competición hípica.

Juan Matute Guimón visita este fin de semana Silleda para impartir un clinic de doma clásica en las instalaciones de Pazo de Lis Sport Horses situado en la parroquia de Moalde. Serán 16 los jóvenes jinetes y amazonas que recibirán las enseñanzas de uno de los mejores caballistas de Europa, que desarrolla su temporada de competición en todo el continente y también en Estados Unidos, donde el deportista madrileño tiene una de sus bases.

–¿Cuál es el objetivo del clinic?

–Lo primero que tengo que decir que voy con mucha ilusión al Pazo de Lis. Llevo impartiendo cursillos en los Estados Unidos desde hace unos cuantos años y este va a ser el primero que imparto aquí, en España, así que tengo muchas ganas de hacer los binomios que formarán parte del clinic y ver los retos que se nos presenten para intentar solucionarlos. Mi pretensión es poder enseñar cómo trabajaríamos en casa los ejercicios que presenten dificultades a los distintos binomios e ir conociéndonos.

–¿Qué prefiere, impartir clase o competir montando un caballo?

–Lógicamente competir. Yo empecé mi carrera como deportista ecuestre compitiendo. A mi realmente no me gustaban los caballos cuando era más pequeño porque en mi familia era mi hermana la que tenía afición por los caballos. Y lo que me introdujo al mundo ecuestre fue la competición pura y dura. Luego, a lo largo de los años he ido desarrollando ese amor por nuestros compañeros los caballos. Sin lugar a duda, lo que me incitó a empezar a iniciar este camino tan bonito fue la competición. Los jinetes con los que comparto cursillos siempre es enfocado a competir.

–Usted sufrió un derrame cerebral muy importante. ¿Está superado ese episodio de su vida?

–Por supuesto. Me encuentro perfectamente y vuelvo a ser el mismo de siempre. La verdad es que lo que viví fue increíble. Yo recuerdo cuando fui al hospital el 5 de julio de 2020 y aún seguía con grandes dificultades de movilidad y para recordar cosas. Ha sido un proceso largo, duro e intenso pero que tengo que agradecer cada día la experiencia que acumulé entonces.

–¿Lo suyo fue un milagro?

–¡Y tanto que lo fue! De hecho, parece ser que a mis padres les dieron el 1 por ciento de probabilidades de que saliese con vida y sin secuelas después del derrame. Así que, gracias a la vida, a los grandes doctores y a todo el personal sanitario de la sanidad pública tan importante que tenemos en España.

–¿Cómo vivieron sus caballos lo sucedido teniendo en cuenta que son animales muy inteligentes?

–Tras una experiencia tan espectacular pude comprobar de primera mano lo sensibles e inteligentes que son los caballos. Yo recuerdo que el primer día que llegué a la cuadra después del incidente que tuve los caballos me miraban extrañados. Me reconocían pero no entendían del todo el olor que desprendía y la forma tan robótica con la que andaba y hablaba. Fue muy emocionante ver al caballo más importante de todos cómo se acercaba y se alejaba de mi. Fue una experiencia que no olvidaré jamás. Lo tengo todo grabado y fotografiado para que se quede toda la vida con migo y con mi familia.

–¿Hasta qué punto es crucial la compenetración entre jinete y caballo en la competición?

–Más allá de la calidad de los ejercicios, de la ejecución, de la técnica desde la brillantez, lo que más se valora la compenetración que existe entre caballo y jinete.

–¿Cómo se presenta el futuro?

–Desde el día siguiente de que me dijeron que no iba a ser seleccionado para los Juegos Olímpicos de Tokio, en donde estuve a las puertas de conseguirlo, le dije a mi padre que no le cupiera la menor duda de que mi siguiente objetivo iba a ser París 2024. Quiero estar y desde entonces tanto mi padre como yo supimos que íbamos a entrenar y trabajar hiper duro para conseguir lograr este objetivo.

–¿Qué referencias tiene de las instalaciones de Pazo de Lis?

–Lo que pude ver en el vídeo que me facilitaron es algo espectacular. A Juan Casares no le conozco en persona y me hace ilusión compartir con él este fin de semana.

Compartir el artículo

stats