Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro pucheros para el festivalero

Un producto ‘kilómetro cero’ de calidad y una elaboración esmerada es el secreto que comparten los cuatro platos protagonistas de esta edición de Os Cocidos do Camiño

Presentación, ayer, del festival gastronómico en Santiago. XOAN ALVAREZ

Son cuatro recetas que simbolizan mucho más que una retahíla de ingredientes. Tenemos delante a cuatro platos que dan nombre a otras tantas tierras, a sus gentes, a su historia y ejercen como auténticos embajadores de Extremadura, Asturias, Cantabria y Galicia. La primera edición de Os Cocidos do Camiño, evento organizado por el Concello de Lalín, aúna música y gastronomía; dos atractivos de por sí más que sugerentes para visitar la capital dezana el próximo fin de semana. El Cocido extremeño, el Pote asturiano, el Cocido Lebaniego y el Cocido de Lalín, el único cuya fiesta tiene el marchamo de interés turístico internacional se elaborarán en la carpa del Campo da Feira Vello para disfrute de los visitantes. Productos “kilómetro cero” de calidad y una esmerada elaboración son algunos de los secretos de estos platos. Todos los cocineros coinciden en el acierto de aprovechar la universalidad del Camino de Santiago para difundir su gastronomía y territorio.

Julián Hurtado, del restaurante El Chozo Extremeño.

Julián Hurtado, que admite haber hecho el Camino “ocho o diez veces” es el cocinero del restaurante El Chozo Extremeño, situado en Badajoz. En la cuna del cerdo ibérico se elabora un plato con el garbanzo de Valencia del Ventoso como alimento estrella, acompañado de tocino fresco y añejo, hueso de espinazo, ternera, pollo y patata. En casos puede añadirse el cordero. “No lleva verdura y primero servimos el caldo y los garbanzos y en otra fuente de barro, las presas de carne”, comenta.

Montse Prellezo en la cocina del restaurante Remoña, en la localidad cántabra de Espinama.

Enclavada en plenos Picos de Europa se sitúa la localidad cántabra de Espinama, en la comarca de Liébana, donde se erige un monasterio en honor de Santo Toribio, con ruta de peregrinación propia. Montse Prellezo, del restaurante Remoña, prepara el Cocido lebaniego, con “productos kilómetro cero”. Berza o repollo, garbanzo, carnes de ternera y cerdo, tocino, cecina de cabra, chorizo, longaniza, son las viandas que se disfrutan tras un primero a base de sopa de fideos. De postre: tarta de queso elaborada con leche de cabra.

Cristina Rey está al frente de la cocina de La Gitana Gastrobar y en la carta de este negocio de Gijón no falta nunca el Pote asturiano. Se trata de un menú que se cocinaba en sus orígenes con los sobrantes de las partes más nobles del cerdo y con la berza como ingrediente “fundamental”. Patata, compango de carnes, hueso, tocino, lacón, chorizo, morcilla y fabas son los productos básicos e irrenunciables. “Es un plato tradicional de los pueblos asturianos y en cada sitio hay distintas opciones pues el pote surge para aprovechar la carne del cerdo de la matanza”, subraya.

Cristina Rey, del Gastrobar La Gitana de Gijón.

Cecilia Sanmartín, sobradamente conocida en la comarca, será la responsable de preparar el Cocido de Lalín, plato que en su restaurante San Martín de O Corpiño sirve todo el año. La cacheira y el lacón son, a su juicio, los ingredientes clave. “Lo fundamental es una buena carne, que cogiese bien la sal y el ahumado que le da un sabor especial, algo que en otros lugares no utilizan”.

Cecilia Sanmartín en su restaurante de O Corpiño, en Lalín.

Cecilia Sanmartín en su restaurante de O Corpiño, en Lalín.

Eladio y los Seres Queridos y A Carballeira, en el cartel

El festival gastronómico fue presentado ayer en el centro comercial As Cancelas de Santiago. El acto contó con la presencia del secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, y la edil de Cultura de Lalín, Begoña Blanco. Allí se dio a conocer el evento y se concretaron los grupos musicales pendientes, con Eladio y los Seres Queridos y A Carballeira de Cercio como incorporaciones a los espectáculos que, en la carpa del Cocido, serán gratuitos hasta completar aforo. Las actuaciones del viernes 13 se llevarán a cabo de 19.30 a una de la madrugada y las del sábado 14; de 12.30 a 16.00 y de 19.30 a 01.00 horas. El primer día subirán al escenario Maluks y Baiuca, además de un pinchadiscos como cierre de la sesión. El sábado por la mañana le tocará el turno a A Carballeira de Cercio y a Eladio y los Seres Queridos, con Atmósfera 0, Club del Río y Tanxugueiras en el cartel de la tarde-noche. La velada será clausurada también por un pinchadiscos.

Compartir el artículo

stats