Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vehículo eléctrico se abre camino

La demanda de estos automóviles continúa al alza y el año pasado se vendieron 150 | Por las carreteras de la zona circulan más de medio millar de vehículos que funcionan con combustible mixto o solo con corriente

Vehículo híbrido en un concesionario de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La cuota de mercado de los vehículos que no utilizan exclusivamente combustible para su propulsión todavía no es excesivamente representativa en las comarcas pero, como en el resto de Galicia, la demanda de híbridos o eléctricos continúa al alza y ya supone dos de cada diez ventas. Así lo indican los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT) referidos al pasado año, un balance que mejora claramente los del curso anterior: ahora son 149 los turismos matriculados frente a un centenar en 2020. Si añadimos el resto de vehículos propulsados mediante estos mecanismos la cifra asciende a 160, sobre todo o casi en exclusiva a las ventas de motocicletas y ciclomotores que se mueven solamente gracias a una batería de corriente eléctrica.

El mercado de los híbridos o 100% eléctricos evoluciona de una manera muy semejante en las dos capitales de comarca, no en vano en A Estrada se dieron de alta durante el pasado año un total de medio centenar de unidades frente a las 49 registradas en Lalín, en este caso hablando solamente de máquinas que emplean baterías como complemento al gasóleo o la gasolina para mover sus motores. De los vehículos matriculados en la capital de Tabeirós 49 corresponden a turismos y el restante es una furgoneta. Los vecinos de la localidad dezana sacaron de los concesionarios 47 automóviles, una furgoneta y una motocicleta. En torno a la mitad de vehículos híbridos que en Lalín se adquirieron el pasado curso en Silleda. En este municipio la DGT constata el alta de 26 unidades, de las que 22 son turismos, cuatro furgonetas y una motocicleta. Vila de Cruces es el siguiente –en la relación de altas el departamento estatal excluye en este ámbito territorial el municipio de Cerdedo-Cotobade– ayuntamiento don más ventas, un total de nueve, todas de turismos. Los seis de Rodeiro y dos de Agolada y uno de Dozón también corresponden a matriculaciones de turismos. Lo mismo acontece en Forcarei, donde fueron adquiridos ocho.

Más residual es la demanda de vehículos que solo tienen como medio de empuje la electricidad y precisan que sus baterías sean recargadas periódicamente. Fueron en concreto nueve las máquinas, de las que cinco son turismos. Lalín aglutina seis del total de matriculaciones, con tres automóviles, dos motocicletas y un ciclomotor 100 eléctricos. En A Estrada y en Forcarei se vendieron un turismo eléctrico en cada caso y una moto en Trasdeza. En el resto de los municipios de la zona no existió demanda para este segmento de vehículos.

El parque de vehículos de combustibles alternativos crece a un ritmo constante y por las carreteras de las comarcas ya circulan, a tenor de los censos facilitados por Tráfico, 544 híbridos o eléctricos. A Estrada es, de nuevo el término municipal con mayor demanda y suma 194 unidades, de las que 21 son vehículos que solamente funcionan con corriente. En Lalín son 192 (14 de estas características) con lo que en híbridos supera a la otra cabecera comarcal. En ambos municipios el número de vehículos de todo tipo es de 19.319 y 18.108 unidades respectivamente. En Silleda son 9.442, de los que 68 no son propulsados solo con gasolina o gasóleo: 62 son híbridos y los otros 6 solo eléctricos. Hasta 39 (todos híbridos) integran el parque de Vila de Cruces que en total suma 5.361 unidades. En Rodeiro son nueve de 2.701 y 11 de 2.434 en Agolada. Y ocho de 1.077 vehículos que poseen los ciudadanos de Dozón. Por último, en Forcarei consta una veintena de vehículos híbridos y tres eléctricos dentro de su volumen total de 3.016 unidades matriculadas en esta localidad de Terra de Montes.

Repunte solo en los concellos más grandes

El pasado año se cerró de nuevo con más de un millar de vehículos matriculados, un volumen semejante al pasado ejercicio, pero con 11 unidades más. No obstante el aumento de las ventas debe atribuirse en exclusiva a los tres concellos más poblados de las comarcas pues solo Lalín, A Estrada y Silleda mejoraron sus números y en los demás las ventas cayeron. La capital dezana es el territorio donde más unidades se matricularon y las 364 son exactamente una veintena más en doce meses. El incremento fue más moderado en A Estrada y Silleda. En el ayuntamiento más poblado de las comarcas se matricularon 319 vehículos frente a 296 y Trasdeza pasó de 205 a 212. En Vila de Cruces las matriculaciones de toda clase de vehículos ascendieron el año pasado a 74, cuando en el precedente habían sido 86. Rodeiro totaliza 38 (una menos), Agolada 30 (cinco menos) y Dozón, donde hubo hasta 21 altas en 2020, se queda ahora con una decena. Y en Forcarei son ahora 42 por 53 en el período anterior.

Los turismos, como es habitual, representan el mayor volumen de ventas para el sector y de algo más de un millar de altas suponen 715. Medio centenar de matriculaciones corresponden a camiones, furgonetas (95), autobuses (5), motocicletas (117), ciclomotores (6), tractores industriales (30), remolques y semirremolques (46) y hasta 26 unidades que no figuran con un epígrafe concreto.

Compartir el artículo

stats