Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plenoil prevé urbanizar la Travesa do Campo en su proyecto de gasolinera de bajo coste

Expone la memoria ambiental hasta el 14 de enero | Si obtiene una resolución favorable, podrá pedir licencia municipal | Prevé vender 1,1 millones de litros de gasóleo al año y otros 490.000 de gasolina de 95 octanos

Pancartas contra la gasolinera en los edificios más próximos a la parcela.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Pancartas contra la gasolinera en los edificios más próximos a la parcela. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Tras meses sin noticias, Plenoil da un paso más en su proyecto de construcción de una gasolinera de bajo coste en la entrada del casco urbano de Silleda, en la esquina de la rúa Trasdeza con Travesa do Campo. Hasta el 14 de enero, la Consellería de Medio Ambiente expone la memoria ambiental para que los interesados presenten alegaciones, Si finalmente la resolución de este documento es positiva, Plenoil podrá solicitar licencia municipal de obras al Concello de Silleda. El documento sustituye la memoria que los promotores presentaron en mayo e incluye las correcciones marcadas por las administraciones.

La estación, en régimen de autoservicio, se construirá sobre una parcela urbana de 1.181 metros cuadrados. Podrán repostar turismos y vehículos ligeros. El acceso a la estación será por la vía de titularidad municipal de Travesa do Campo. Precisamente, el requerimiento que envió el Concello de Silleda a finales del año pasado indicaba que esta vía carece de aceras, y por sus dimensiones apenas permite que ser crucen dos vehículos en sentido contrario. El informe del técnico municipal, además, ponía en dudas cómo podían girar los camiones de suministro y los usuarios desde la N-525, y echaba en falta un proyecto de urbanización que garantizase la seguridad viaria. Para subsanar este requerimiento, los redactores del proyecto aclaran que el acceso será solo desde Travesa do Campo, mediante una vía que quedará urbanizada en 16 metros, con dos carriles de circulación, una zona de aparcamiento y aceras para peatones. Respecto a una posible limitación del tonelaje del camión de combustible, la memoria ya adelanta que puede utilizarse uno de menor carga.

La estación de bajo coste venderá solo gasóleo y gasolina de 95 octanos. Habrá un único tanque, enterrado sobre un foso de arena sobre losa de hormigón. Este depósito tendrá dos compartimentos: uno, con una capacidad para 40.000 litros de gasóleo, y otro, con 30.000 litros de gasolina de 95. Plenoil calcula que venderá al año 1,1 millones de litros de diesel y otros 490.000 litros de gasolina. Los usuarios dispondrán, así, de dos surtidores con dos productos cada uno. Cada surtidor tendrá cuatro mangueras, dos a cada lado. El pavimento de la zona de repostaje va a estar ligeramente sobreelevado, para que en caso de derrames de combustible cuando un usuario llena su vehículo, al eliminarlos las aguas hidrocarburadas se conduzcan a un separador de hidrocarburos. En este separador, se retiran las partículas de combustibles para su almacenaje y el agua, ya más limpia, se traslada con las fecales a la red municipal de saneamiento. Las procedentes de lluvias también se conectan con la red local de pluviales.

La estación low cost quedará preparada para un posible cambio “a régimen de desatendida”. Como funciona mediante autoservicio, estará disponible las 24 horas y contará con una máquina de vending, así como aseos adaptados. La carga del depósito de 70.000 litros será siempre con dos personas: el conductor del camión y un operario de Plenoil. Mientras se carga el depósito, los usuarios no podrán repostar.

Servidumbre aeronáutica

La empresa tuvo que solicitar también autorización previa a Hidroeléctrica de Silleda (que le suministrará corriente), Nedgia, Telefónica u R Cable, ya que disponen de instalaciones en las inmediaciones de la finca. Además, se tramitó permiso ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, puesto que la futura gasolinera se ubica en un área de servidumbre aeronáutica, por la proximidad del aeropuerto de Santiago.

Los vecinos alegarán contra el proyecto

Los residentes en los inmuebles más próximos a la parcela presentarán alegaciones al proyecto. En su momento, recogieron firmas contra la estación de bajo coste, apoyándose en la generación de olores y ruidos que puede generar esta actividad. Superaron el millar de apoyos. La futura estación, en suelo urbano, dista casi 904 metros del río Mera y más de 1.469 de una captación de agua. Queda fuera del perímetro de protección de elementos patrimoniales como el castro de Toiriz (que está a 746 metros). la iglesia parroquial de Silleda (273) o la mámoa de Mourelos (739), entre otros bienes. La memoria ambiental indica que puede haber destrucción de suelos y alteración de los niveles acústicos durante la fase de obras, que cuenta con un presupuesto de 180.000 euros. Durante el funcionamiento de la estación, además de impacto visual son previsibles molestias por la circulación y contaminación atmosférica por el llenado de los depósitos. En este caso, incorporará un sistema pare recuperar vapores tanto cuando carga el camión cisterna el depósito como cuando repostan los usuarios. Contará, además, con un sistema de detección automático a y extinción de incendios. Mediante un cable térmico, detectará cualquier subida anormal de temperatura. De forma inmediata, se lanzarán elementos extintores. Como complemento, el sistema automático cuenta además con cinco extintores de uso manual.

Compartir el artículo

stats