Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio afronta un flojo Black Friday y teme que sea un “espejo” de la campaña de Navidad

Las ventas en las fechas de final de año suponían un 25% de los ingresos para estos negocios | Las tiendas llevan esta semana con descuentos que llegan hasta el 50% | Ausencia de actividades y juegos en las calles

Descuentos por el viernes negro en las tiendas de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

A menos de un mes de las fechas navideñas, los comercios preparan lo que sería su gran campaña, sin embargo con las expectativas muy bajas. En la jornada de hoy se celebra el Black Friday, aunque solía ser solo un día, debido a la situación y para evitar aglomeraciones muchas tiendas decidieron ampliarlo a toda la semana. El cierre perimetral, la crisis económica derivada del coronavirus o la falta de la hostelería en algunos municipios podrían ser algunos de los motivos que lleven a que en estas jornadas de descuentos que llegan hasta el 50% en algunos casos, no sean las esperadas.

En Lalín, Meritxell Silva apunta que la semana ha sido “muy floja, no se ve gente por la calle”. La clientela aprovechaba estos descuentos antes de las Navidades para comprar las prendas para las cenas de empresa o familiares, y también los regalos. “Sin nada de eso, o con el aforo muy reducido, la gente no se anima a comprar, es una pena”, puntualiza. Señala que en la mayoría de tiendas los descuentos se iniciaron a principios de la semana, entre un 20 y un 30%, “pero no hay nada de movimiento, ya no tenemos claro si mereció la pena poner los descuentos ya que la gente que entra, casi seguro, no lo hace por eso”, explica entre la “desesperación”. Los motivos de la falta de gente son varios y todos derivados del mismo factor, el coronavirus.

Esta época del año era una de las más buenas para los comercios, suponía en torno a un 25% de los ingresos. “Esperemos que lo que pasa esta semana no sea un espejo de la campaña navideña, porque sino, no sé que va a ser de nosotros ni cuántos aguantaremos abiertos”, destaca Silva. Añade que ni hay mucha salida de los regalos para Navidad, “antes venías a comprar porque tenías que ir cenar a alguna casa y para llevar un detalle, pero al no poder celebrar estas reuniones ya no te animas a comprar tantos regalos; creo que en eso también se va a notar la bajada de las ventas”, explica.

En cuanto a la situación del comercio, Silva se muestra preocupada y desesperada por la falta de soluciones y ayuda. “La pandemia no empezó hace dos días, llevamos nueve meses y somos un sector que continuamos abiertos, pero en la práctica es como si estuviésemos cerrados, si no hay gente y no hay ventas, ¿de qué vivimos?”, pregunta. Hace unas semanas, a través de la plataforma En Loita Polo Comercio Local, mantuvieron una reunión con el gobierno local para exponer las necesidades y demandas que hay por parte de este sector. “Yo salí como entré, la verdad, no nos dijeron cuál sería la línea a seguir; nos dijeron que habría otra reunión, pero a día de hoy no sabemos absolutamente nada”, indica. Recalca la importancia de que tomen, todas las administraciones competentes, las medidas necesarias y de forma urgente para ayudar a estos negocios, “porque ya hablan de la tercera ola y nosotros seguimos sin soluciones, aguantando como podemos, pero como en todo, al estirar mucho la cuerda, acabará rompiendo y muchos tendrán que bajar la verja”, expone.

Desde la Asociación de Empresarios de Deza tuvieron que cancelar las actividades que hacían para estas fechas. “Teníamos preparado animación para los más pequeños, regalar un café con cada compra o poner puestos de palomitas por la calle, pero con las restricciones tuvimos que cancelar todo y eso se nota en el ambiente”, expone Silva como miembro de la AED. Solo se quedaron con los globos indicativos de que se está celebrando el Black Friday para que no pase “tan desapercibido”. Por otro lado, también están organizando las actividades para celebrar relacionadas con la Navidad, “pero si la situación sigue así, también tendremos que cancelarlas, es desesperante”, recalca.

Vales y premios para incentivar las compras

En Vila de Cruces, desde el colectivo APEC, Lupe Pampín indica que en la próxima semana empezarán con el reparto de rifas para el sorteo de vales de descuentos y tres premios en metálico. “Si miramos lo que pasa esta semana, con los descuentos del viernes negro, las expectativas son muy malas, pero haber si promocionando los vales se consigue incentivar las compras navideñas y animar a la clientela”, explica. En esta semana con descuentos del 20% en la mayoría de comercios, “la clientela no ha aumentado casi nada, hay mucho miedo y eso que en el municipio no estamos muy mal en cuanto a los casos, pero no hay alegría ni ganas de comprar como en otros años”, apunta Pampín. En Trasdeza, la situación es similar, a pesar de que muchas tiendas ya tuvieron descuentos durante la semana, las ventas son flojas. “Sí que se venden algunos regalos para Navidad y algo de movimiento hay, pero poca alegría y nada comparable a otros años”, indica. En cuanto a la campaña navideña, “sin la cabalgata, que era un día en el que se vendía muchísimo, veo la situación muy complicada”, explica Yolanda Mato, de ECOS..

Compartir el artículo

stats