Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerdedo salva el Ecce-Homo con su banda y Os Abrentes

La distancia social marca la actuación dominical de Os Abrentes y el concierto "Noite de Rock" de la Banda de Cerdedo, que llena la plaza

Público con distancia social llenó la plaza en el concierto de la banda.

Público con distancia social llenó la plaza en el concierto de la banda.

Aunque las medidas de prevención anticoronavirus amenazaban con dejar a Cerdedo sin sus tradicionales fiestas del Divino Ecce-Homo, finalmente la localidad ha podido disfrutarlas de una manera diferente a la habitual gracias a sus músicos. La Banda de Música de Cerdedo y el grupo de gaiteiros Os Abrentes llenaron la localidad de aires de fiesta en sendas actuaciones marcadas por la distancia social y las medidas de prevención anticoronavirus pero que fueron muy aplaudidas por el público.

De hecho, este llenó en la noche del sábado la Praza do Concello para disfrutar del concierto Noite e Rock que la Banda de Música ofreció manteniendo la distancia de seguridad entre músicos, con atriles y partituras independientes para los músicos y gel desinfectante en el acceso y distancia social entre los espectadores, acomodados por personal del Concello y de la comisión de fiestas.

Fue un concierto especial. Bajo la batuta del director José Luis Loureiro, tocaron 42 músicos, mayoritariamente de entre los 10 y los 18 años, aunque también actuaron cerca de una decena de jóvenes veinteañeros y el presidente de la banda, Santiago Lamas Cadavid, de 69. A los instrumentos habituales de la formación se sumaron guitarra eléctrica y teclado a manos de dos de los integrantes de la banda -Gabriel Pazos y Andrés Pérez Fernández- y bajo eléctrico, gracias a la colaboración del músico estradense Paco Guerra. o eléctrico. Ellos pusieron la nota diferencial en un repertorio que repasó clásicos del rock de los 80 y 90 como "Bienvenidos" de Miguel Ríos, "The Final Countdown" de Europe o un recopilatorio de Queen que hizo sonar en Cerdedo clásicos como "We are the Champions" o "Bohemian Rhapsody".

Fue una velada especial, en la que la Banda de Cerdedo demostró las tablas que le ha brindado su experiencia desde el verano de 2015, en el que se estrenó con su primer concierto en el marco de las fiestas del Ecce-Homo.

Ya ayer, fue el grupo de gaiteiros Os Abrentes de Cerdedo el que tocó antes y después de la misa dominical. Trece músicos (siete gaitas, dos panderetas, dos tambores y dos bombos) interpretaron temas tradicionales de Cerdedo-Cotobade y del repertorio propio del grupo como el "Pasodoble de Viascón", la "Muiñeira de Ourense" o "Heicho de dar, queridiña". Era la primera actuación del grupo tras el coronavirus, que suspendió incluso sus ensayos. Pese a todo, ante la llamada de la comisión no quisieron faltar. Eso sí guardaron metro y medio de distancia entre los músicos y tres metros con el público. El lunes 3de agosto también lo harán, pero esta vez en Pedre.

Compartir el artículo

stats