Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacaciones sobre ruedas

La pandemia lleva a muchos ciudadanos a cambiar su opción estival y apuestan por llevarse la casa a cuestas

Carlos Liste, en una de las caravanas de la empresa que dirige en Orazo.

Carlos Liste, en una de las caravanas de la empresa que dirige en Orazo. // Bernabé/Javier Lalín

El que más y el que menos, pasa un año tachando días en el calendario esperando a que lleguen las vacaciones. En los casos de mayor fortuna, serán once meses de trabajo y 30 días para llenar de oxígeno los pulmones, tomar mucho aire libre, muchos refrigerios y zambullirse en ese libro que duerme el sueño de los justos en la mesilla de noche. Algunos cogerán la maleta para tomar rumbo a ese destino que no han dejado de buscar en Google desde Navidades y otros no ven el momento de extender la toalla sobre la arena para que el sol y la brisa del mar le recarguen las pilas. Pero este año todo ha cambiado. Una pandemia secuestró la primavera y provocó un largo e incierto paréntesis que hizo surgir repentinamente el verano, sin que la niebla se haya disipado todavía para poder gozar sin reservas del horizonte. En medio de esta espesura, muchos vecinos de las comarcas apuestan por un verano sobre ruedas para disfrutar, más que nunca, de que el aire les acaricie la cara.

Aunque reconoce que gente que no había probado qué se siente al pasar las vacaciones sobre ruedas este año se está animando, Carlos Liste, de Mundi Caravanas -un importante complejo de este sector en la parroquia estradense de Orazo-, asegura que la temporada no está resultado tan favorable para este ámbito de actividad como se pueda pensar. "Siempre dije que tengo más miedo a la posguerra que a la guerra", reflexiona este empresario. Relata que la firma que dirige pasó meses cerrada por la crisis sanitaria, aunque el taller de reparación que tiene pudo seguir a pleno rendimiento y con mucho trabajo. Sin embargo, apunta que el problema llega ahora, cuando el trabajo está ya al día. "Nos reímos pero sin gana", confiesa.

Para intentar a animar a la clientela, la única empresa de alquiler y venta de caravanas de A Estrada lanzó paquetes con ofertas especiales, por los que se posibilitaba el alquiler de una de sus caravanas durante toda la temporada de verano por unos 20 euros diarios. Sin embargo, no encontró la respuesta deseada en un momento en el que son muchos los que confiesan su reticencia a salir de vacaciones.

En Orazo existe también parking de caravanas. Liste asegura que algunos de sus clientes decidieron no moverla este año y comenta que esta situación se está dejando notar en la ocupación de muchos campings. Sin embargo, otros han decidido que este año es la ocasión perfecta para animarse a dar el paso y probar. En este sentido, en esta firma estradense aseguran que han apreciado un cambio que les llamó la atención: "Si antes de cada diez caravanas que se vendían, siete eran de segunda mano y tres nuevas, este año nos estamos encontrando con que la gente prefiere caravanas nuevas. En el mes de junio vendimos más lo nuevo que lo usado", explica el gerente de Mundi Caravanas.

Parejas y familias con hijos son el perfil mayoritario entre quienes deciden llevarse la casa a cuestas para vivir la aventura estival. Quienes prefieren moverse más, se decantan por modelos de menor tamaño, por la maniobrabilidad, mientras que aquellos que quieren asentarse la temporada en un camping apuestan principalmente por el espacio.

"Es un estilo de vida completamente diferente, una vuelta a la naturaleza", apunta una vecina de A Estrada que ha escogido un camping de la Illa de Arousa para fijar su residencia de verano. Como ella, son muchos los vecinos del municipio que escogen esta opción vacacional. Subrayan que, después de vivir la experiencia de un confinamiento y un estado de alarma, los niños tienen la ocasión de volver a socializar. "Vienen de estar cerrados, de no moverse. Aquí son todo juegos motrices; juegan con arena, con palos... y no están todo el tiempo supervisados por un adulto", explican.

Quienes escogen esta alternativa para pasar el verano subrayan, con la actual tesitura, esta opción es más recomendable que nunca: "estás todo el día al aire libre y es más fácil mantener distancia". Ordenadores, videojuegos y tabletas pasan aquí a un segundo plano para apostar por juegos más tradicionales y dinámicos, de contacto con la naturaleza y de pandilla. Este es un verano de lo más atípico, pero algunos lo llevan, literalmente, sobre ruedas.

Compartir el artículo

stats