Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS SANITARIA GLOBAL

Los colectivos de empresarios vaticinan una avalancha de ERTE y apelan al cierre general

La ACE calcula que el 50% de sus asociados tramita este expediente o tiene intención de hacerlo -La patronal dezana envía información a sus integrantes y apunta que la regulación temporal "afectará a todos los sectores"

Un chapista, en el taller del concesionario Vealsi Deza, en el polígono Lalín 2000. // Bernabé/Javier Lalín

Un chapista, en el taller del concesionario Vealsi Deza, en el polígono Lalín 2000. // Bernabé/Javier Lalín

Hace menos de una semana que el gobierno estatal estableció las pautas para que las empresas obligadas a cerrar por la crisis sanitaria pudiesen presentar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para evitar despidos tras la reducción o cese de actividad. Las medidas se publicaron en el BOE el pasado miércoles, día 18, y sus consecuencias ya son palpables en las comarcas.

La Consellería de Traballo no difunde datos ni por municipios ni por comarcas, pero sí por provincias. Ayer, en la de Pontevedra constaban 2.732 solicitudes, que afectarán a 15.536 personas trabajadoras. Tampoco hay datos desde la Asociación de Empresarios de Deza (AED), ya que cada empresa gestiona los trámites ante Traballo a través de asesorías. Pero el presidente del colectivo empresarial, Antonio Lamas, adelanta que "sí nos hacen consultas y nosotros enviamos toda la información" legal y de tramitación a los socios. Lamas tiene claro que el parón por la crisis sanitaria "va a afectar a todos los sectores. La mayoría están cerrados ya, pero la verdad es que deberíamos estar todos en casa", y así, de paso, invertir en teletrabajo, la asignatura pendiente en muchas áreas de actividad que sí pueden acogerse a este sistema. ¿El problema? Que a veces la red de internet de una empresa o en un determinado enclave, no está preparada para soportar tal volumen de trabajo desde casa.

En Tabeirós-Terra de Montes, alrededor del 50% de los integrantes de la Asociación Comarcal de Empresarios (ACE) emprendió ya los trámites, o tiene intención de hacerlo, para solicitar un ERTE dada su imposibilidad de seguir manteniendo actividad y, por ende, a la dificultad de hacer frente a todos los gastos -principalmente los de carácter salarial y de Seguridad Social de sus empleados- sin que se registren ingresos.

En este contexto, el presidente de la ACE, Fernando Martínez, explicó que un 20% de los asociados presentaron ya la documentación del Expediente de Regulación de Empleo Temporal, mientras que entre un 20 y 30% de empresarios de la comarca está intentando tramitarlo o tiene interés en hacerlo, pero se ven excluidos de esta posibilidad por no estar englobados en la lista de actividades empresariales para las que el Gobierno contempló esta salida. En este último sentido, la ACE está intentando buscar encaje para que muchos negocios ahora excluidos puedan solicitar un ERTE.

Martínez puso el acento en que actividades como las clínicas dentales o que se enmarcan en sectores como la fontanería, electricidad, mecánica o pintores se ven fuera del referido listado sin poder realmente llevar a cabo su actividad normal, bien porque no se les sirve material o porque su trabajo comporta visitas domiciliarias que ahora mismo no estarían permitidas. "Hay un gran sector que está ahora mismo y en grandes dificultades y no está en el listado para poder acogerse a un ERTE", apuntó el presidente de la patronal de Tabeirós-Montes. Recalcó que, aun cuando no pueden desarrollar su actividad, estos empresarios continúan teniendo que hacer frente al pago de nóminas y demás gastos, "aunque no trabajen".

Fernando Martínez reconoció el "enfado de todos". "Si se da un estado de alarma y hay que estar en aislamiento, ¿por qué sectores que no son imprescindibles no pueden estar cerrados? Me dices que me quede en casa pero después me obligas a trabajar y no me puedo acoger a un ERTE", reflexionó este estradense.

Martínez consideró "muy importante" que se diesen las herramientas necesarias "para poder quedar en casa". "Que queden solo las empresas necesarias, lo que sea imprescindible, y que todo el mundo tenga derecho a acogerse a un ERTE", apuntó, para añadir: "Lo mejor que podemos hacer es quedar en casa y, así, a lo mejor en 15 días esto se puede solucionar", manifestó el presiente de la patronal comarcal, haciendo un claro llamamiento a que, con las condiciones citadas, se paralice toda actividad empresarial que no sea imprescindible para garantizar un abastecimiento a la población, de manera que el confinamiento y el parón pueda concentrarse en el tiempo.

"La situación es de bancarrota", auguró el dirigente de la ACE, señalando que si el empresariado tiene que seguir haciendo frente a todos los gastos sin posibilidad de acceder a un ERTE por no encajar en el perfil aportado por e Gobierno, "se quedarán sin locales, sin patrimonio y sin nada".

La Asociación Comarcal de Empresarios de A Estada está conformada a día de hoy por más de 400 socios. Entre los que han emprendido gestiones para solicitar un ERTE figuran, en base a la información facilitada ayer, empresas grandes, autónomos y pequeñas empresas.

Para solicitar un ERTE, la empresa debe remitirlo a la autoridad laboral competente (la Consellería de Emprego), con un informe que justifique la pérdida de actividad. Si figuran en el listado del estado de alarma, es suficiente con que documenten dicha actividad. Debe comunicar, además, la solicitud de ERTE a sus empleados a la representación sindical. La autoridad laboral reconocerá en cinco días si existe o no fuerza mayor para esta regulación. Tras esto, a los empleados se les podrá reconocer la prestación por desempleo, aunque no tengan el mínimo de 12 años cotizados en los últimos seis años. Durante el ERTE, no se da de baja e la Seguridad Social a la plantilla. Si hay reducción de jornada, la empresa tendrá que abonar la parte proporcional que corresponde a la jornada realizada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats