Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello confirma la prohibición de fumar en la playa fluvial de Pozo do Boi

El anterior gobierno cursó el año pasado la propueta ante la consellería

En el día de ayer la playa fluvial de Vilatuxe se abría al baño para vecinos y visitantes, que no podrán fumar en dicho espacio natural al figurar Pozo do Boi en la red autonómica de Praias sen fume.

El espacio fluvial lalinense figura entre las zonas de baño, tanto continentales como de río, de la comunidad autónoma en las que está prohibido fumar. La iniciativa de dejar el humo del tabaco fuera de estos espacios de ocio partió del anterior grupo de gobierno, que solicitó a la Consellería de Sanidade la inclusión de Pozo do Boi en este programa que ya abarca más de 60 municipios gallegos. Esta restricción fue corroborada en el día de ayer por el gobierno municipal, quien señaló que así figuraba en un acuerdo anterior tramitado ante el Sergas.

En la presente campaña de la Xunta, la denominada Rede Galega de praias sen fume 2019 incluye también en esta zona los espacios fluviales del río Almofrei en Cerdedo-Cotobade; en concreto las playas fluviales de: Carballedo, Pozo Negro, Rebordelo, Xesteira, Calvelo y Cabanelas-Viascón. Las otras playas interiores sin humos en la provincia están en Mondariz, Catoira, Tui y A Lama.

Socorristas en las comarcas

En otro orden de cosas, el delegado territorial da Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, destacó ayer que la Consellería de Economía e Industria aportará 34.660 euros con el objetivo de que seis ayuntamientos de las comarcas de Deza y de Terra de Montes puedan contratar durante los meses de julio y agosto a un total de 11 socorristas. Los ayuntamientos beneficiarios serán Lalín, Silleda, Forcarei, Rodeiro, Agolada y Dozón.

En la provincia de Pontevedra serán 133 los socorristas contratados, con una ayuda de 400.805 euros y 35 ayuntamientos beneficiados, así como la Mancomunidad del Val Miñor.

Compartir el artículo

stats