Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castañas que cruzaron el Atlántico

Un proyecto de reforestación en la ciudad paraguaya de Villa Hayes planta castaños cuyas semillas envió una nativa emigrada a Lalín

Luis López muestra el castaño originario de Deza.

Emmy Fernández Mora vive en Lalín desde hace 14 años, pero ya desde niña, cuando aún residía en la ciudad paraguaya de Villa Hayes, era consciente de la creciente deforestación no solo de su urbe, sino del Chaco, la mayor reserva natural de Paraguay y que desde 2014 perdió más de un millón de hectáreas de arbolado.

Gracias a la redes sociales, esta mujer el año pasado montó un grupo de whats app para sumarse al "Proyecto Chaco Verde", que ya funciona en el país vecino de Bolivia. El plan de este grupos es recuperar zonas verdes y parques de Villa Hayes, que precisamente se conoce como "la puerta del Chaco". Una amiga suya establecida en Estados Unidos, Lorena Ramos, consiguió financiación privada, a la que con el tiempo se sumó la municipalidad (el gobierno local) de la propia ciudad. Los paraguayos emigrados recolectan semillas que envían a su ciudad de origen y allí Luis López combina su labor como pediatra con su devoción por la jardinería. López dispone de terrenos donde cultivarlas que, una vez que germinen, serán trasladadas a zonas verdes. Habrá, además, charlas de concienciación en las escuelas.

El primer envío que hizo Emmy Fernández fue el año pasado. "Era un kilo y medio de castañas que recogí en la comarca. Las envié en avión con mi madre, aprovechando un viaje de ella a Paraguay". Los cuidados del jardinero y el tiempo hicieron que esos castaños comenzasen ya a germinar. Los castaños resultan muy exóticos al otro lado del charco, igual que los dátiles de Arabia que hizo llegar otro colaborador del grupo.

La próxima remesa serán cerezas, en barco. Tardarán unos dos meses en llegar. Pero habrá paquetes con otras frutas, como paraguayos que, por raro que parezca, no se dan en Paraguay. "Allí tenemos una fruta parecida, los duraznos". A cambio, otras semillas de melones y zapallos hicieron el viaje contrario, con destino a Lalín.

Compartir el artículo

stats