Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paso del Camiño dos Arrieiros por Codeseda se prueba con los bienes de su monasterio en O Ribeiro

Codeseda Viva lo demuestra con apoyo de un profesor universitario y del Cabildo de Santiago - Esas posesiones tributaban en vino

Mapa de tenencia de Codeseda de una zona entre Parada y Cameixa. // Copyright Cabildo de la Catedral de Santiago

La intensa labor de investigación que la asociación Codeseda Viva está desarrollando en los últimos meses para intentar rescatar las diferentes variedades del Camino de Santiago que pasaba antaño por el municipio sigue dando sus frutos. El último es la demostración documental de que ya en el siglo XII el Camiño dos Arrieiros comunicaba O Ribeiro con Codeseda. La explicación es sencilla. En Codeseda estaba radicado el cenobio femenino al que se referiría el profesor universitario de Ourense Francisco Pérez Rodríguez en su artículo de 1991 San Jorge de Codeseda. Un Monasterio Femenino Bajo Medieval, indicando que tenía propiedades en muchas zonas del actual municipio de A Estrada -como Sabucedo, Pardemarín, Berres y Orazo- pero también en otros ámbitos como Abades de Silleda e incluso en la zona de O Ribeiro. En esta última, estarían radicadas en las comarcas vitícolas del Ribeiro de Avia y de Orcellón, pertenecientes al obispado orensano.

Así lo explica Carlos da Barreira, indicando que tirando del hilo de estos primeros datos -obtenidos contando con la colaboración del profesor universitario de Ourense Francisco Pérez Rodríguez- Codeseda Viva llegó al Inventario de los bienes, derechos y rentas del monasterio de San Jorge de Codeseda realizado por el Cabildo de Santiago en 1419.

Este detallaría posesiones en las parroquias de Cameixa y San Pedro de Brués del Concello de Boborás, en la feligresía de San MIguel de Lebosende del Concello de Leiro en la zona del Ribeiro de Avia e incluso en Puente Veiga. Respecto de esta última posesión, Codeseda todavía tiene alguna duda. Sospecha que podría tratarse del actual Puente Veiga de O Carballiño pero admite que "no lo sabemos 100% seguro".

No obstante, llegados a este punto, con los datos especificados los integrantes de Codeseda Viva buscaron referencias específicas más detalladas acerca de esas posesiones y, así, llegaron al estudio de Taín Guzmán sobre los Planos de tenencias del cabildo de la catedral de Santiago dibujados por sus arquitectos.

Esos planos, de acuerdo con el artículo de Taín Guzmán, eran dibujos encargados en los siglos XVIII y XIX a arquitectos por el cabildo cuando -en trámites administrativos y pleitos entablados en la Real Audiencia y otros organismos para defender sus derechos y propiedades- deseaba proporcionarle a los jueces una imagen del terreno en litigio que les evitase farragosas descripciones, contribuyendo así al desarrollo de la cartografía gallega.

En el Archivo de la Catedral se conservan doce de esos planos de tenencias y propiedades rurales, de acuerdo con la información proporcionada por Taín Guzmán en ese artículo. Y uno de los dos que se conservan del siglo XIX, concretamente el más antiguo, fechado en 1810, "representa un terreno conocido con el nombre de Lisboa, perteneciente a la tenencia de Codeseda (A Estrada) y situado entre dos lugares habitados limítrofes, el de Parada y el de Cameixa. El motivo de su realización por un autor anónimo" habría sido la "disputa que pende en la Protectoria de La Coruña sobre el prorrateo de la renta de vino con sus colonos".

Parada y Cameixa son dos lugares de la parroquia de Cameixa, radicada en el término municipal de Boborás. Antiguamente, Cameixa era una de las feligresías integradas en la Tierra de Orcellón, una jurisdicción antigua de la provincia de Ourense que se extendía a un lado del río Arenteiro, hacia el municipio de Boborás.

Al tener constancia de la existencia del citado mapa en el Archivo de la Catedral, Codeseda Viva contactó con este ente y, de este modo, logró ver y fotografiar el mapa original. Desde el colectivo se ha destaca la magnífica colaboración que le prestó el Archivo catedralicio.

Con todos estos datos, a Codeseda Viva le faltaba tener imágenes del terreno que en su día perteneció al monasterio femenino bajo medieval de San Jorge de Codeseda y ya las tiene. Las ha tomado desde la otra orilla del río Viñao, afluente del río Avia.

Son zonas vitícolas de O Ribeiro que Codeseda Viva estima que cuando pertenecían al cenobio de San Jorge de Codeseda tributarían total o parcialmente en vino. Y, añade, "si había transporte de vino, había camino". Se trataría del Camiño dos Arrieiros cuya existencia ya había acreditado documentalmente hace meses.

Y es que, cabe recordar que -tras meses de intenso trabajo recabando datos y documentación que atestiguan que hasta tres caminos jacobeos cruzan A Estrada- la labor de documentación llevada a cabo por Codeseda Viva le permitió acreditar que había un camino jacobeo procedente de Castrelo que cruzaría el Ulla por Ribeira y también la confluencia de un camino procedente del Ribeiro que confluiría con el de Tui y que iría a Santiago por Couso y Pontevea. Gracias a la labor documental llevada a cabo por Jorge Fernández, Carlos da Barreira y Luis Ferro, Codeseda Viva había podido comprobar que compartían con ilustres autores -Fermín Bouza Brey, Álvaro Cunqueiro, Ramón Otero Pedrayo, Antón Losada Diéguez, Xosé Manuel Martínez Oca y el párroco de Cerdedo, Luis Manuel Caxide Diéguez, así como los hermanos Marcial y Avelina Valladares y sus alusiones a peregrinos que se dirigían a Compostela- la tesis de que "arrieiros" y peregrinos (mayoritariamente procedentes de Portugal) compartían camino -el llamado Camino Xacobeo dos Arrieiros- por el municipio estradense.

Si el estudio del párroco cerdedense Luis Caxide hablaba de dos variantes de ese camino -Codeseda Viva entiende que a partir del año 1700, coincidiendo con los datos del paso de los peregrinos en las barcas de Sarandón en auge entre 1700 y 1900- en otro artículo publicado en la Miscelánea de A Estrada por Fernando Cabeza Quiles acerca de "As pegadas xacobeas do Concello da Estrada" se alude a un "camino de peregrinos" anterior que casaría a la perfección con el procedente de las tenencias del monasterio de Codeseda en O Ribeiro entre los siglos XII y XV (el del inventario de bienes realizado por el Cabildo compostelano). Según Cabeza Quiles, ese camino "procedente del norte de Portugal, pasaba por A Cañiza y llegaba a la parroquia de Codeseda, feligresía estradense a la que también arribaban, por el sudeste, peregrinos, arrieiros y viajeros diversos procedentes de O Carballiño". Este sería precisamente el procedente de O Ribeiro.

Todo ello avala a Codeseda Viva en su esfuerzo por rescatar del olvido las distintas variantes del Camino de Santiago que pasaban antaño por el municipio estradense.

Compartir el artículo

stats