SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tercer altar estradense a San Paio

Tras incendiarse el templo de Figueiroa y quedarse pequeño el de 1859, se levantó el que ahora cumple 80 años

Jornada de nieve.

Jornada de nieve.

Fue por Santa María. Corría el año 1935. Los estradenses asisten aquel 15 de agosto a la bendición del nuevo templo parroquial de San Paio en A Estrada, pocas décadas después de haber inaugurado otro a escasa distancia. La construcción de la nueva iglesia no fue, ni mucho menos, una obra rápida. Fueron 37 años desde que se colocó la primera piedra, en el año 1898, hasta el día en que se abrieron sus puertas por vez primera, todavía sin terminar del todo. El edificio que preside la Praza da Inmaculada celebra en este 2015 que está próximo a concluir sus 80 años.

Desde el siglo XII hasta la actualidad, la parroquia de San Paio ha tenido tres templos de referencia, sin que los dos anteriores se hayan conservado como centros de culto alternativos a la más grande de estas edificaciones religiosas. Para encontrar referencias sobre cada una de ellas resulta de gran interés el artículo que en su día publicó en A Estrada. Miscelánea Histórica e Cultural el desaparecido párroco emérito de A Estrada y Ouzande, Manuel Castiñeira Rodríguez, bajo el título Aproximación ás expresións da fe relixiosa e prácticas de piedade dos fregueses de San Paio de Figueiroa e da Estrada.

"Su construcción fue cosa muy azarosa, con épocas de obra parada y mismo pasando por las manos de distintos constructores y arquitectos. Tampoco faltó un conflicto judicial que se ventiló en el Supremo", explica Castiñeira en este trabajo en relación a la actual iglesia de A Estrada. En él se reconoce, no obstante, que fue una obra planteada con previsión de futuro. "Sus dimensiones vienen a ser las mismas, aproximadamente, que las de la anterior Catedral de Santiago, destruida por Almanzor en el 997", se explica.El artículo recoge también nombres de personas que hicieron posible la construcción de este templo, desde Don Nicolás Mato e curas anteriores, pasando por Melania Nine o todos aquellos que contribuyeron con sus bolsillos a esta obra. Teatros, tómbolas y festivales ayudaron también a este digno fin.

El actual templo parroquial comenzó a construirse ante lo pequeña que se había quedado la anterior iglesia de San Paio, inaugurada en 1858, justo 40 años antes de que se colocase la primera piedra del templo actual. La iglesia antigua se levantó a poca distancia de la actual Praza de Galicia y todavía permanece en el recuerdo de muchos estradenses. Para quienes no la conocieron quedan las fotografías que conservan ciudadanos y entidades, caso del Museo do Pobo Estradense o los fondos de Fotos Antigas da Estrada. Este templo se construyó por haber desaparecido la iglesia parroquial de San Paio en Figueiroa tras un incendio. Relata el artículo de Manuel Castiñeira que permaneció activo hasta el año 1935. El edificio sería vendido en subasta y, una vez desprovisto de su torre, se pasó a usos como los de almacén o garaje. En su solar se construyó un banco.

En cuanto a la primitiva iglesia de San Paio, la publicación recogida en Miscelánea relata que estaba situada en el actual cementerio de Figueiroa, en su parte más baja y antigua. "Imaginamos un edificio con atrio suficiente para recorrer las procesiones, con su fachada principal orientada al oeste. Calculamos su construcción en el siglo XII", escribió Castiñeira, que explica que el templo permaneció abierto al culto hasta el año 1853, momento en el que fue destruido por el fuego.

Por tanto, la primera iglesia de San Paio fue pasto de las llamas; la segunda se quedó pequeña al no prever el rápido crecimiento poblacional de una villa en expansión y el templo actual cumple este año ocho décadas, siendo el único lugar de culto en el casco urbano de A Estrada.

Estas no fueron, sin embargo, las únicas iglesias de la villa, ya que en el año 1842 se bendijo una capilla construida en la hoy día conocida como Praza do Mercado, bajo la advocación de la Virgen Peregrina. Su historia sería corta. En el mismo artículo de referencia puede leerse que el mismo día en el que se bendice e inaugura el nuevo templo parroquial tras el incendio del de Figueiroa se cierra la Capilla de la Peregrina, trasladándose a Ouzande la imagen de la Virgen Peregrina y el menaje de culto, incluida su pequeña campana.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats