Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pareja de baile a 2.000 kilómetros

Celso Galán y Eun Sook Scherf forman un dúo a caballo entre Pontevedra y Bruselas

Celso Galán y Eun Sook Scherf, en una reciente visita de la subcampeona mundial a Pontevedra.

Celso Galán y Eun Sook Scherf, en una reciente visita de la subcampeona mundial a Pontevedra. // FdV

Los separan casi 2.000 kilómetros de distancia, pero eso no ha impedido que formen la pareja de baile perfecta. El pontevedrés Celso Galán, campeón de España A nacional de bailes latinos, y la subcampeona mundial, la belga Eun Sook Scherf, constituyen en la actualidad el dúo de esta modalidad con mayor distancia de por medio y competirán el próximo mes de noviembre a nivel internacional.

Cuenta Galán que a principios de año se quedó sin pareja de baile, debido a que su compañera en aquel momento tuvo que retirarse por un diagnóstico oncológico. A partir de ahí, el bailarín pontevedrés inició la búsqueda de otra compañera para poder competir y fue el pasado mes de marzo cuando Eun Sook Scherf, contactó con él para realizar una prueba en Amberes.

Él aceptó de inmediato y sacó los billetes para viajar, pero la pandemia de la Covid-19 frustró sus planes profesionales. "Nos vimos obligados a posponerlo, hasta ahora. El 17 de julio me desplacé hasta Bruselas y realizamos una prueba con Frank Zegels y les gusté. Él le envío un mensaje a mi entrenador diciéndole que les había gustado mi energía y mi técnica. Para mí es un orgullo que una campeona mundial me haya propuesto bailar juntos y estoy muy ilusionado", destaca Galán.

Una semana después de esa primera toma de contacto, la subcampeona belga acudía a Pontevedra para ensayar con el bailarín pontevedrés, quien asegura que "la conexión es estupenda" y que la distancia no es impedimento para lograr una buena combinación entre ambos.

Eun Sook Scherf se marchaba ayer de Pontevedra dejando muy buenas sensaciones y con un próximo entrenamiento presencial fijado para el mes de agosto, en esta ocasión, en su país natal.

Celso Galán asegura que "querer es poder" y que lo peor no es tanto los kilómetros que los separan para poder ensayar más a menudo, pues en apenas 15 días se han visto en dos ocasiones, sino la incertidumbre derivada de la pandemia y "no saber si podremos realizar los desplazamientos que necesitamos para poder competir en noviembre", apunta el bailarín pontevedrés.

Compartir el artículo

stats