21 de marzo de 2019
21.03.2019

El COB muere matando

Los ourensanos sólo arrojan la toalla muy al final - La racha victoriosa a domicilio de los de García de Vitoria acaba en la cancha de un Betis que roza la ACB - Van Wijk y Ott lideraron la anotación visitante

21.03.2019 | 02:17
Sergio Rodríguez intenta dividir a los defensores del Betis, ayer en Sevilla. // Carlos Domarco

El COB estuvo cerca de poner una pica en Sevilla. Los ourensanos, que dominaron el primer cuarto y llegaron al descanso empatados, amagaron con acabar con la condición de inexpugnable del Pabellón San Pablo. A última hora sucumbieron, entre lamentos y protestas por entender que Tande había pisado la línea de fondo cuando cerró el partido en el último minuto. Antes, un triple de Zamora dejó el resultado abierto, 73-69 en el minuto 37, al que siguió uno más de Van Wijk, 76-72 en el 38. Hasta ahí llegó el Río Ourense Termal, que murió matando, 82-74 al final. El Betis borró otra fecha en el calendario en el camino hacia la ACB, el COB deberá seguir peleando. Palma, el domingo en el Paco Paz, próxima estación para un equipo que sigue viendo más que factible la posibilidad de pelear por el ascenso en los play off.

La salida de los ourensanos fue sencillamente atronadora. Con un acierto exterior espectacular, en un pis pas se pusieron 0-5 los de García de Vitoria. También desde el triple recortó Borg, con un 2+1 contestó Van Wijk, que siguió a lo suyo acribillando el aro, 11 puntos en un santiamén. Reaccionó el Betis, por algo lidera la clasificación con unas cuantas victorias de ventaja, lo que le llevó a igualar el partido a los seis minutos, 15-15. Un nuevo arreón culminado con un triple de Muratovic volvió a despegar a los visitantes, 19-25, ventaja reducida a un punto al término del primer cuarto, 26-27.

Una pequeña brecha

Muratovic siguió a lo suyo y un triple nada más arrancar el segundo periodo volvió a abrir brecha, 30-35. El rebote era de color verdiblanco, el tiro exterior del amarillo del Ourense. El partido anduvo parejo durante algunos minutos, hasta que Curro Segura, el entrenador de los andaluces, tuvo que juntar a los suyos porque los ourensanos amagaban con volver a escaparse, 39-44. Surtió efecto, porque el Betis tomó el control y sobre todo la delantera en el marcador. Con todo, una canasta del base uruguayo Vidal sobre la bocina llevó el partido empatado al descanso, 46-46.

A la vuelta de vestuarios, Ott tomó el mando anotador. Una cesta de tres colocó a los gallegos por delante, 48-49. Reaccionaron los locales, que sin embargo no fueron capaces de poner tierra de por medio. Se sucedieron las ventajas mínimas y sobre todo las igualadas. A los diez últimos minutos llegaron por delante los sevillanos gracias a un triple de Dani Rodríguez, 65-62.

En el cuarto definitivo se mantuvieron las diferencias, ahora siempre a favor del Betis. García paró el partido porque la desventaja se había ido a los siete puntos, 71-64. Dos tiros libres de Ott recortaron mínimamente. El Ourense se resistía a morir. Cerraron el partido con un 40 por ciento de acierto en el triple, entre ellos los de Zamora y Van Wijk para ir limando la desventaja. No fue suficiente, San Pablo continuará siendo inexpugnable.

El Río Ourense Termal recibirá el domingo al Palma desde la sexta posición, sólo una victoria por detrás del segundo y con tres de ventaja sobre el décimo. Claro que ya no toca jugar más contra el Betis, al que mantuvo en jaque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook