Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos jugará amistosos ante Ademar, Avanca y Porto en el parón

El conjunto que dirige Nacho Moyano regresará al trabajo colectivo el 7 de enero

Dani Fernández en una acción de juego ante el Fútbol Club Barcelona. |  // GONZALO NÚÑEZ

Dani Fernández en una acción de juego ante el Fútbol Club Barcelona. | // GONZALO NÚÑEZ

Apenas lleva unos días de vacaciones pero el Frigoríficos del Morrazo prepara ya su regreso al trabajo en el próximo mes de enero. El cuerpo técnico cangués planifica la minipretemporada que deberá realizar en el parón competitivo de la Liga Sacyr Asobal debido a la disputa del Campeonato del Mundo de Balonmano en Egipto. A falta de confirmación oficial, los de Nacho Moyano ya tienen prácticamente cerrado su calendario de amistosos, en el que se enfrentarán a dos escuadras de la Liga Portuguesa como Artística Avanca y Porto, y a otra de la Asobal como al Ademar León de Manolo Cadenas.

La plantilla del Cangas está citada para reanudar los entrenamientos el jueves 7 de enero. Le espera una intensa preparación a fin de llegar en las mejores condiciones posibles para la reanudación de la Liga Asobal, fijada para el 6 de febrero ante el Bidasoa. En ese mes los cangueses afrontarán hasta cinco encuentros, y tres de ellos serán, de forma consecutiva, ante los equipos que comparten con él las posiciones de descenso: Fertiberia Puerto Sagunto, Dicsa Modular Cisne y Villa de Aranda.

Así pues, Moyano ya tiene el plan de trabajo para esas semanas, en el que se incluye además un total de tres partidos para ir adquiriendo el ritmo de competición. De este modo, la previsión inicial –aún queda por confirmarlo oficialmente– es la de jugar el 16 de enero ante el Avanca luso, el 23 frente al Ademar León y el 30 ante el Oporto. Serán tres buenas piedras de toque de cara a la previsible dura segunda vuelta del campeonato.

Pero el hecho de haber comenzado las vacaciones no significa un parón absoluto para los jugadores del Cangas. Todos ellos se llevan un plan de trabajo específico a fin de mantener un buen estado físico y no tener que comenzar de cero cuando se retomen los entrenamientos colectivos. De este modo, la idea es que sí haya un descanso hasta el día 28 (casi dos semanas, teniendo en cuenta que el último partido de los cangueses fue el 16 ante el Benidorm) pero que a partir de ahí toque hacer un trabajo que parará en fin de año y que se retomará de forma individual los días 4, 5 y 6 de enero para arrancar en grupo el 7. En el caso de los convocados para la selección española júnior –Dani Fernández y Alberto Martín– también habrá trabajo extra entre el 26 y el 30, fechas de la concentración del combinado nacional en Torrelavega.

“No podemos parar demasiado porque hay que llegar en las mejores condiciones posibles a la segunda vuelta. Hay que intentar prolongar este buen momento de juego al mes de febrero”, asegura Nacho Moyano, convencido de que el parón le ha llegado a los suyos en el instante en el que mejor se encontraban a nivel físico y táctico.

En el caso particular de Brais González el parón competitivo le vendrá bien para poder recuperarse de la lesión sufrida en el entrenamiento previo al partido de Benidorm. La rotura de la cápsula del pulgar de su mano derecha traerá consigo un periodo de recuperación indefinido, pero que, si todo marcha bien, debería permitirle estar listo para el choque del 6 de febrero ante el Bidasoa.

Compartir el artículo

stats