Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Liga Asobal

El Cangas recargará pilas en el parón

Moyano programa dobles sesiones durante la próxima semana para subir el tono

Nacho Moyano da instrucciones a sus hombres durante un tiempo muerto ante el Logroño. // Gonzalo Núñez

Nacho Moyano da instrucciones a sus hombres durante un tiempo muerto ante el Logroño. // Gonzalo Núñez

El Frigoríficos del Morrazo aprovechará el parón en la Liga Asobal por la disputa de la fase final de la Copa del Rey para recargar baterías y hacer un plan de trabajo físico la próxima semana. El equipo cangués estará 18 días sin competir, una atípica situación que será explotada por su técnico, Nacho Moyano, para dar descanso esta semana y para afrontar un trabajo de carga durante la próxima, en la que programará sesiones dobles prácticamente todos los días. La siguiente será una semana normal, preparando ya de forma específica el duelo ante el Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca del domingo 15 de marzo.

"Es una barbaridad de tiempo parado", reconoce el preparador madrileño, disconforme con la situación que le ha tocado vivir a los suyos. "Esta competición es un poco extraña", añade. Lo que tiene claro es que durante este tiempo tampoco habrá partidos amistosos para el Cangas, "entre otras cosas porque tampoco hay rivales contra los que jugar". El tiempo deberá ser aprovechado para mejorar el aspecto físico y estar listo para afrontar el último tercio del campeonato, pero también para recuperar a aquellos efectivos que arrastran problemas de lesiones.

A la vuelta de este parón, el Frigoríficos del Morrazo encarará un mes de marzo que puede resultar decisivo para sus intereses, con tres encuentros en los que deberá volcarse para engancharse de nuevo a la pelea por la permanencia. La primera cita será la del Cuenca, un equipo rocoso y con vitola europea, que cuenta en sus filas con dos cañoneros como Leo Dutra y Alves (si bien este último más centrado en labores defensivas), pero que tradicionalmente se le ha dado bien al Cangas en casa. O Gatañal debe comenzar a ser un fortín para que el cuadro de O Morrazo pueda alimentar sus esperanzas de salvación.

Los dos encuentros siguientes son ante teóricos rivales en la lucha por eludir el descenso. El Cangas visitará el fin de semana del 21 de marzo el pabellón del Viveros Herol Nava, un recién ascendido que está completando una más que aceptable campaña (tiene 12 puntos, tres más que los cangueses, con un partido menos). La cancha segoviana debería de ser uno de los lugares propicios para que el Frigoríficos se estrene de una vez por todas a domicilio, a pesar de que el conjunto en el que milita Adrián Rosales se está mostrando como una escuadra extremadamente competitiva (aunque ha sumado diez derrotas, la mitad de ellas han sido por uno o dos goles de diferencia). Tras esta salida la competición regresa a O Gatañal con la visita del Liberbank Cantabria Sinfín (suma 13 puntos con un partido menos), una nueva final con mayúsculas en donde no se puede fallar.

Salir del mes de marzo con una buena cosecha de puntos supondría no solamente mejorar la situación clasificatoria del Cangas, sino también reforzarlo anímicamente para lo que se prevé un duro final de temporada.

Compartir el artículo

stats