Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - 1ª nac.

El Rasoeiro se juega parte de la permanencia

Los grovenses se miden al OAR, rival directo en la lucha por evitar el descenso

Partido trascendental marcado en rojo por la permanencia, el que dirime hoy el Calmear Rasoeiro en el pabellón San Francisco Javier de A Coruña a las 20 horas ante el OAR, equipo que en la duodécima plaza y con 8 puntos precede al Rasu que es trigésimo con 7.

La incógnita, el cómo se ajusta un equipo como el OAR que ha fichado cuatro jugadores de nivel para esta segunda vuelta, entre ellos dos ex jugadores de División de Honor, como son el central Alberto Molina y el lateral Diego Martínez. De hecho este último había sido la pasada temporada uno de los máximos realizadores de la categoría, jugando ya con el OAR y que regresa ahora tras su paso de tres meses por la División de Honor. El hándicap para los grovenses, el plantel corto condicionado una vez más con las bajas que viene arrastrando desde el parón navideño, entre ellas las del lateral izquierdo (sin Moto ni Bruno Montesinos), y sin hombre específico para la demarcación. Así las cosas 14 jugadores compondrán hoy la expedición, de ellos tan sólo 11 sénior, por lo que Quito Parada tirará de los juveniles Rodrigo (pivote), Adrián (extremo) y Costa (portero).

Sobre el rival, el técnico grovense apunta que "es un equipo que exige mucho porque tiene un gran lanzamiento exterior y extremos resolutivos que hacen que su ataque sea letal. Quizás son más irregulares en portería, pero arriba con los nuevo fichajes tienen ahora mucha calidad". De hecho los coruñeses vienen de ganar el pasado fin de semana en casa del colista Octavio (28-31), con un lateral como Diego Molina que se destapó con 9 goles. Unas incorporaciones que además están bien secundadas por Alejandro Zas que es, con 72 goles, su máximo realizador en liga promediando 4,24 goles por partido. Ante el partido Quito Parada apela como claves "aguantar el envite en la primera parte para llevarlo vivo a la segunda, y ahí tratar de tirar de nuestra velocidad y el uno contra uno de Omar y Pablo para, llegado el caso, sacar partido de su ansiedad". Cierto que los grovenses deberán mostrar el temple suficiente para remar como equipo y no irse del partido pecando de acciones individuales, cada vez que un rival abre una brecha en el marcado, tal y como viene ocurriendo en estas últimas jornadas.

Un partido que además puede tener valor doble ya que podría entrar en juego el average con el rival.

Compartir el artículo

stats