Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

tamara abalde nbaloncesto - Liga Femenina | Nueva jugadora del Ensino

“Estoy muy ilusionada con el proyecto del Ensino”

La viguesa no se ve en los planes de Mondelo para el Europeo y los Juegos, aunque matiza: “Si llega la sorpresa, bienvenida sea”

Tamara Abalde, en una estancia veraniega en Vigo. |  // JORGE SANTOMÉ

Tamara Abalde, en una estancia veraniega en Vigo. | // JORGE SANTOMÉ

Tamara Abalde afronta la duodécima etapa en su carrera profesional tras las vividas en Celta, Lamar, Rivas, Navarra, Pays d’Aix, Landes, Avenida, Cadí La Seu, CREF, Mann Filter., Valencia y Araski. El Durán Maquinaria Ensino acaba de anunciar el fichaje de la ala-pívot viguesa. Tras completar una buena temporada en Vitoria, aportará experiencia, eficacia y polivalencia a una escuadra lucense que quiere convertirse en una incomodidad para los grandes. Abalde afronta con gran ilusión su regreso a Galicia 14 años después de haber abandonado el Celta para probar la aventura americana.

–Aunque lleva varias despedidas en su carrera, imagino que cada una resulta especial.

–Cuando uno ha estado tan a gusto en un sitio, siempre da un poco de pena que llegue el final. Con todo lo difícil y rara que ha sido, he tenido una temporada fantástica en Vitoria y me he sentido muy a gusto. También dices adiós porque sabes que te espera otra aventura. Afortunadamente el proyecto que tengo por delante me apetece muchísimo. La nostalgia se pasa mejor si tienes ilusión por lo que viene.

–Sus estadísticas han sido buenas en el Araski y el rendimiento general del equipo, correcto.

–Ha sido un año raro para todo el mundo: las dudas sobre si se jugaría, los test, alguien que da positivo… Ha sido la tónica habitual. Estábamos metidas en nuestra miniburburja, como cada uno en su vida. A mayores, en el equipo teníamos expectativas muy altas. Creíamos que iría todo rodado. Hubo altibajos. Nos costó encontrar nuestro juego. El inicio no fue fácil. Yo tuve un par de lesiones, que me cortaron un poco. Pero el grupo y el club han sido estupendos. Un día a día agradable ayuda mucho. Les deseo mucha suerte.

–En el Araski tienen problemas financieros. No sé si ha influido en su decisión.

–Es una mezcla de todo. Yo no conozco exactamente su situación de cara al año que viene. Confío en que sean capaces de sacar adelante su proyecto. Yo tenía ganas de volver a casa y Ensino tenía ganas de que fuera para allí. Así que fue fácil.

–Es cierto que se acerca a casa por primera vez desde que abandonó el Celta. Aunque a la vez el Ensino siempre ha sido el gran rival para una canterana celeste.

–Nací en Ferrol y crecí en Vigo desde los ochos años. Me siento viguesa, también ferrolana. Pero cuando llevas tanto tiempo fuera es Galicia. Tengo familia en Ferrol, Santiago… Lugo está a tiro de piedra.

–Será su duodécimo equipo. ¿Le apetecería asentarse en un club más tiempo en esta etapa concreta de su carrera?

–Nunca me lo he planteado como “aquí quiero quedarme” o “de aquí quiero irme”. En todos los sitios he estado bien. Obviamente he pasado por todo tipo de experiencias, de todos los colores: algunas veces no he contado con tantos minutos y en otras temporadas muy buenas he tenido la oportunidad de dar un paso adelante a un equipo que compitiese por otras cosas. Me he movido un montón, sí, pero me siento afortunada por ello; me encanta viajar, ver sitios diferentes, otros países. Siempre estoy con la maleta a cuestas. Influyen muchas cosas. No ha sido algo buscado, sino que ha ido sucediendo, eligiendo entre las opciones que había al final de cada temporada. Pasan trenes que quizá no vuelvan a pasar. Siempre hay que tomar decisiones y eso implica abandonar otros caminos. También me considero afortunada por volver cerca de casa en este momento de mi vida, con 32 años.

–Ensino, desde su retorno a Liga 1, ha ido creciendo y apunta a equipo ambicioso.

–El proyecto de Ensino, a nivel de club y de la plantilla que tendremos, me gusta muchísimo. Estoy muy ilusionada. Me encanta cómo se van perfilando los objetivos. El club está haciendo las cosas muy bien. Se está asentando en la zona noble de la categoría, peleando por entrar en Copa, entrar en play off, dar sustos a los grandes... Es un proyecto bonito, desde luego.

Tamara Abalde, en su última etapa con la selección.

–En 2018 volvió a la selección, después de diez temporadas sin ser convocada. ¿Se ve con opciones en este verano de Europeo y Juegos?

–Cuando volví a una concentración fue una sorpresa. Después de tantos años sin estar en la órbita, ya no te lo esperas mucho. Fue una alegría muy grande. Al año siguiente entré en la lista definitiva y ganamos el Europeo. Fue una grandísima alegría, con la que ya no contaba a esas alturas de mi carrera. Después he jugado el Preolímpico pero 2020 se borró del mapa. Viendo lo que ha sucedido esta temporada, en las concentraciones y listas que han hecho, entiendo que no cuentan conmigo. No entro en sus planes este verano. Hay pilares fundamentales en la selección que llevan mucho y jugadoras jóvenes que están entrando con mucha fuerza. Es mi sensación. Si llega una sorpresa, bienvenido sea. Me apunto a lo que sea.

Raquel Carrera.

–Una de esos talentos emergentes es Raquel Carrera. Ustedes se han cruzado sin llegar a encontrarse entre Valencia y Araski, donde ella estuvo cedida.

–La conocí personalmente en la presentación del Valencia, a la que asistió aunque se iba cedida al Araski. Obviamente tenemos mucha gente en común y todo el mundo habla maravillas de ella, no solo por lo gran jugadora que está demostrando ser. Es muy humilde, muy trabajadora. Tiene una grandísima carrera por delante. En la selección ha llamado a las puertas y ha entrado dentro. Será el relevo.

María Araújo.

–Y otra canterana céltica, María Araújo, que también tenía el puesto asegurado hasta su lesión.

–Con María sí he coincidido en la selección. Es una niña encantadora. Estaba jugando muy bien. Ha llegado esa cara fea del deporte pero es también muy joven, se recuperará y volverá al nivel que estaba o incluso mejor. Las lesiones te fortalecen mucho mentalmente y te permiten aprender otras cosas que también valen cuando vuelves.

Tamara Abalde, Carlos Colinas, Miguel Méndez y Alba Torrens.

–En las fotos de aquel Celta en el que usted jugaba aparecen Miguel Méndez y Alba Torrens. Ahí están, coleccionando Euroligas.

–Guardo muy buenos recuerdos de esa temporada. Éramos muy jovencitas. Yo vivía en casa de mis padres todavía. Había grandísimas jugadoras. Alba era amiga de la selección. En el Celta nos dieron la oportunidad y mira lo que ha venido después. Yo espero que el club pronto pueda volver a Liga 1. Me da mucha pena. Llevan varios años haciendo buenas temporadas regulares y quedándose a un pasito en la fase de ascenso, que es muy complicada. El Celta es un equipo histórico y se merece estar en Liga Femenina Endesa.

–¿Cómo valora la primera temporada de su hermano en el Real Madrid?

–Superbien. Su fichaje por uno de los grandes equipos de Europa y del mundo fue una grandísima noticia. Es un sueño. Y se lo merece. Además del talento que tiene es muy trabajador. Él está muy bien, contento. Desde el principio la adaptación ha sido muy fácil, más incluso de lo que cabría esperar. Ya tenía una trayectoria, experiencia en ACB, Euroliga y Eurocup. Esto era un pasito más. Se ha adaptado muy bien y está disfrutando.

Compartir el artículo

stats