24 de julio de 2008
24.07.2008
beijing 2008

Javier Gómez Noya, principal candidato al oro en Triatlón: "Creo que soy el favorito, pero en triatlón no siempre gana el más fuerte"

24.07.2008 | 02:00
Javier Gómez Noya, durante la entrevista en el Centro de Tecnificación de Pontevedra.

El ferrolano acude a la cita con la vitola de mejor especialista del mundo y con el único objetivo de subirse a lo más alto del podio

Javier Gómez Noya nació casualmente en la localidad suiza de Basilea y pronto se trasladó a Ferrol, su tierra. A sus 25 años se ha convertido en el número 1 del triatlón mundial y la apuesta más clara del deporte español para colgarse la medalla de oro en los Juegos de Pekín. Con la humildad que le caracteriza, el ferrolano afincado en Pontevedra atendió a FARO para dar sus impresiones a pocos días de partir hacia Corea, donde buscará la mejor adaptación posible a las duras condiciones que le recibirán en la capital china el día de la competición.
-¿En qué momento pensó que podría llegar a ser profesional?
-Al principio empiezas como un juego, para pasarlo bien, y en 2002 vi que empezaba a destacar bastante. Fui campeón de Europa junior y ya a nivel absoluto en España estaba andando bien y era una promesa con futuro. A partir de 2003, con mi victoria en el campeonato del mundo sub-23, me di cuenta de que podía llegar a algo.

-¿Le ha cambiado la vida mucho en los últimos años?
-Hombre, sí porque ahora estoy ahí arriba. Eso implica viajar mucho más y trabajar más, te cambia el ritmo de vida. Pero básicamente sigo siendo la misma persona con los mismos gustos, las mismas aficiones y los mismos amigos.

-¿Cómo se encuentra en Pontevedra?
Pontevedra para mí reúne todo lo que necesito para entrenar. Tengo una buena piscina, unas carreteras impresionantes para salir en bici con poco tráfico, para hacer subidas, para el llano, para lo que quiera, y para correr pues también. Esta pista está muy bien y todo el parque de los alrededores del río Lérez también. Además hay un grupo de atletas con los que puedo compartir algunos entrenamientos.
-¿Es el triatlón una especialidad tan dura como parece?
-El triatlón es duro, está claro. Depende del nivel al que te lo tomes, como todo. Yo creo que a nivel popular cualquiera que entrene un poco puede hacer un triatlón. A nivel profesional o de máxima exigencia es muy duro, es comparable a un maratón en atletismo, por ejemplo. Hay un montón de atletas populares que salen a correr de vez en cuando y hacen un maratón, y están los profesionales que son los que de verdad se machacan. Todo depende de cómo te lo tomes.

-¿Cómo han ido estos últimos meses de preparación?
-La verdad es que aún estoy en una época de mucha carga de entrenamiento, entrenar duro porque es el momento de hacer mucha calidad. Estoy contento con el rendimiento. Se están haciendo las cosas bien y lo he comprobado en Hungría. He visto que en calor puedo rendir bien .

-¿Se considera el principal favorito para Pekín?
-Sí, o eso dicen (risas). Atendiendo a los últimos resultados es normal que se me considere favorito, pero los que estamos dentro del mundo del triatlón sabemos que en una carrera cada cuatro años puede pasar de todo. El problema es que no siempre gana el más fuerte. Es un deporte muy estratégico en el que hay que estar muy atento. Este año gané todas las carreras menos el Europeo, donde quedé séptimo por una cuestión puramente estratégica. Yo era el más fuerte, pero se la jugaron en bici y me vi fuera de los puestos de honor. Es algo que puede pasar también en los Juegos y hay que estar muy atento y muy concentrado.
-¿Temes una estrategia, un complot de tus rivales contra ti sabiendo que eres el más fuerte?
-Está claro que lo van a intentar. Sobre todo en la bici, hay muy buenos ciclistas y es su única opción. Necesitan coger una escapada de al menos dos minutos para poder hacer algo. Ahí lo peligroso es cuando alguno que es buen corredor se mete también. Ahí es donde te la pueden liar y lo van a intentar. Creo que la misión de los que queremos jugárnoslo corriendo es colaborar entre nosotros para tratar de controlar eso y evitarlo.

-¿A qué rivales teme más?
-Atendiendo a lo que ha hecho la gente este año, yo creo que Doherty es muy fuerte y tiene la experiencia de haber sido subcampeón olímpico y campeón del mundo. Simon Withfield, el campeón olímpico en Sydney, los alemanes Unger y Frodeno, los franceses, hay muchos.
-Hablando de Unger, el alemán ha reeditado su victoria en Hamburgo al sprint, como ya logró el año pasado sobre usted. ¿Ha preparado algo especial por si se tiene que jugar el triunfo contra él en el tramo final?
-Yo creo que en un triatlón en el sprint dependes en un 90 por cien de cómo llegues. Yo me considero bastante rápido, incluso he ganado carreras en atletismo en 3000, lo que pasa es que si estoy bien me gusta cambiar antes e intentar solucionar la carrera. El problema de aquel día es que llegué al límite y no tenía más. Pero más que de tu velocidad depende de cómo llegues. El que llegue un poquito más fresco suele ganar un sprint en triatlón. Sé que Unger es muy peligroso en ese momento, pero intentaré que no se dé esa situación.
-¿Qué opciones le da a Iván Raña?
-Creo que tiene opciones. Está un poco más tapado este año, pero está bien. Está yendo para arriba. Las últimas carreras ha evolucionado y está con regularidad entre los diez primeros. Si coge un buen día podrá optar a las medallas. Además, tiene mucha experiencia. Sabe lo que es ganar un Mundial y un Europeo y lleva dos Juegos Olímpicos.

-Mucha gente le ve como la principal opción al oro del deporte español. ¿Siente la presión?
-No, sinceramente no me siento presionado. Yo creo que es bueno llegar como favorito, quiere decir que he ganado carreras. Estaría más preocupado si no hubiera ganado nada este año, ahí me entrarían más dudas. Ahora sé que puedo estar delante aunque sepa que es difícil y que me lo van a poner muy duro, pero si no hubiera ganado carreras dudaría más.
-¿Sería un fracaso no ganar el oro?
-No, un fracaso no. Entiendo que los medios y mucha gente sólo van a valorar lo que haga en los Juegos, pero para mí esta temporada ya ha sido muy buena. He ganado el mundial, estoy a punto de ganar el circuito y para mí eso es lo que cuenta. Evidentemente también me interesa ganar los Juegos por todo lo que repercute pero desde luego no voy a ser mejor ni peor triatleta gane los Juegos o no. Si no hago medalla seguro que me criticarán, pero no me preocupa.

-¿Qué otras aficiones tiene en sus épocas de menos entrenamiento?
-Me gusta estar con mi gente. Con mis amigos, que paso mucho tiempo sin verlos. Me gusta la playa, el surf, el coche y todos los deportes en general.

-Hay muchos jóvenes que se están iniciando en el triatlón en Galicia. ¿Qué les diría?
-Les diría que disfruten. Yo el recuerdo que tengo de cuando era más joven era el de pasármelo bien en las carreras. En este deporte se disfruta mucho a la hora de entrenar, de competir, de viajar y de conocer gente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine