Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantante y compositora

Wöyza: “En los carteles hay una o dos reinas y el resto no llegamos ni a princesas”

La cantante actúa mañana en el TerraCeo tras arrasar con su colaboración con Nach

Wöyza, en una imagen reciente Cedida

Tras el obligado parón de la pandemia, la cantante y compositora de hip-hop soul viguesa Wöyza ha elegido un enclave privilegiado para su vuelta a los escenarios, el del TerraCeo, donde actuará el sábado en sesión vermú. Lo hará con su equipo al completo –DJ Alba Bomwas y Yara y Kevin Boombox– y dos invitados especiales, Yago Vázquez al piano y Antonio Casado a la guitarra. “Son dos grandes talentos de aquí que la pandemia nos ha devuelto, aunque quizá no por mucho tiempo. Es una suerte tenerlos en un concierto en Vigo”, apunta. Llega Wöyza rezando por que el buen tiempo respete el escenario, pero con el ánimo arriba después del éxito que está cosechando su último tema, ‘Cómo sería’, en el que colabora el rapero Nach.

–¿Qué sensaciones tienes después de tantos meses sin hacer conciertos?

–Desde octubre no hemos hecho este espectáculo. Tenemos ganas de empezar ya y de ver a la gente disfrutar, que es un alimento para el artista.

–En tus casi 20 años de carrera, ¿has tocado en un escenario como el del TerraCeo, con la ría al fondo?

–Me parece que no; creo que no hay un escenario igual en Vigo, es espectacular. Tengo muchas ganas, nosotros estaremos de espaldas a la ría, pero creo no hay nada mejor que ese fondo, es mejor que una pantalla con todos los colores o que todos los fuegos artificiales. Esperemos que el tiempo nos acompañe y que nos deje ver ese paisaje maravilloso.

–¿Cómo estás viviendo las reacciones a la colaboración de Nach en ‘Cómo sería’?

–Estoy flipando. Ya había colaborado con él dos veces, hace cinco y 10 años, esa coincidencia la descubrieron los fans. Esta es la primera vez que él colabora en un trabajo mío. En 10 días ha tenido 200.000 visualizaciones el vídeo, que está dirigido todo por Ivana Pardal, una artista gallega que hizo mis anteriores videoclips. También es muy satisfactorio haber podido traer a Nach a grabar a Galicia. Y luego que es la primera vez que rapeo en un disco. Era algo que reservaba más para la intimidad. Pero en esta ocasión me dio esa vibración de que tenía que rapear y creo que fue muy acertado. ¿Qué mejor que atreverme a hacerlo con un gran maestro del rap?

–¿Y esa idea de que rapear esta vez? ¿Cómo surgió?

–El tema se lo mandé yo a él. Él colabora conmigo, sé que hay mucha gente que piensa que es al revés. Ahí es donde se ve también lo que lo que pasa [con los roles de género]. A mí me pedía rapear y además me parecía un tema que era muy guay para hacerlo con Nach. A él le sorprendió y me dijo: “Tremendo, es que me comes”. ¡Venga ya! Lo único que intenté es ponerme ahí al máximo nivel de lo que lo que yo pueda dar. Y creo que la gente lo ha recibido así.

–¿Y cómo sería la vida de Wöyza sin música entonces?

–Muy triste, muy triste. Esa es una pregunta que no se puede responder. No sería mi vida, sería otra persona. No creo que haya una dimensión en la que la música no esté en mi vida. Habrá otra dimensión en la que seré una cantante famosa, en otra seré una pobre que toca por unas monedas; en otro mundo paralelo la música también existiría, aunque fuese secretaria, como mi madre.

–Has lanzado dos ‘singles’ en los últimos meses, ¿cuál es el plan?

–Sacaré algún ‘single’ más y como colofón el disco, del que todavía no quiero desvelar mucho. Estoy muy contenta con él, va a ser un disco dedicado a las cosas valiosas de la vida.

–¿Algo más que nos puedas avanzar?

–Va a haber otra canción de amor, que hace muchos años que que no hago una. Me parece que hay demasiadas canciones de amor; quería encontrar un punto de vista que sea distinto a lo que nos encontramos en la radio, que me cansa muchísimo. Ahora ya ni siquiera se habla de desamor como en los 90 o en los 2000, ahora todo es amor y sexo, ya no se habla ni de amor propio. No me gusta banalizar sobre eso, pero por fin sacaré un tema sobre ello después de 15 años.

–Recientemente has estado en el Club FARO hablando sobre la plataforma de talento femenino ‘Descúbreas’

–Llevo muchos años intentando apoyar a mujeres dentro de la escena porque creo que nosotras siempre estamos como en un segundo plano. Me parece que estamos peor que hace un tiempo, pese a que hay más mujeres. Los datos indican que las mujeres abandonan a pesar de que tienen más estudios musicales, no se profesionalizan. También que hay menos grupos femeninos, porque las motivaciones que nos unen son diferentes a lo que está estipulado. La forma en la que está montada la industria, como la sociedad en sí misma, es patriarcal [...]. O estás dentro de ese molde que está hecho para ti como mujer, o sino, no vas a ser bienvenida, ni vas a ser bienvenida para las mujeres, ni para los hombres. Por ejemplo, en mi caso, veo que tengo más hombres que me siguen que mujeres, cuando mi música es feminista.

–¿Por qué crees que sucede?

–Principalmente porque hay muchos hombres que se sienten identificados o atraídos por una mujer empoderada. Y me parece algo muy interesante, porque creo que ahí es donde estamos viendo el cambio. Porque yo creo mucho en el cambio en conjunto. Luego sí que tengo mujeres que sé que van ‘a ful’ conmigo, pero sí que se ve mucha competencia. Todavía tenemos metido el chip de la competencia en vez de la colaboración. Lo interesante es que trabajen juntas, sobre todo en las academias, donde hay un porcentaje mayor de estudiantes femeninas. La industria está muy masculinizada. Cuando sube a un escenario, una mujer se entiende que tiene que ir maquillada o que tiene que comportarse. De ellos se aplaude el que sean macarras, canallas. Y los ves en los carteles de los festivales. La mayor parte son cabezas de carteles masculino. Hay una o dos reinas y el resto no llegamos ni a princesas.

Compartir el artículo

stats