DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista con Santi Balmes - Cantante de Love of Lesbian

Santi Balmes, de Love of Lesbian: "Si diera el salto a la política sería un dictador-payaso"

El líder de la exitosa banda catalana se declara federalista y republicano y critica el discurso de VOX y otros partidos que "buscan confrontación y venden miedo"

Santi Balmes, lleva veinte años liderando Love of Lesbian. / Xavier Torres

Santi Balmes, lleva veinte años liderando Love of Lesbian. / Xavier Torres

La magia es el ingrediente secreto del que se alimenta Santi Balmes (Barcelona, 1970). El cantante de Love of Lesbian (LOL) regresa a la literatura con 'El hambre invisible' (Editorial Planeta), una novela en la que hace un ejercicio de introspección personal a través de Román Spinelli, alias Equilibrista, quien a causa de una caída en un concierto, inicia un viaje hacia las profundidades de sí mismo y visita su ciudad interior, llamada Bruma, habitada por contradictorios alter ego que le ayudan a dibujar el mapa de su alma.

El mapa de Santi Balmes y los suyos -Julián Saldarriaga, Jordi Roig, Ricky Falkner y Oriol Bonet -se despliega ahora mismo en la carretera, puesto que la banda barcelonesa continúa rememorando su intensa trayectoria musical con Espejos & Espejismos, una exitosa gira, recién ampliada con nuevas fechas en Madrid y Barcelona, con la que han recorrido todos los teatros del territorio nacional para hacer disfrutar a sus seguidores en un show íntimo y memorable. Repleto de recuerdos personales y musicales, los momentos más melancólicos se entremezclan con el humor en una puesta en escena en la que no faltan animales fantásticos, luces para paliar la oscuridad, sombras chinas y ecos del pasado que nos acompañan en el día a día.

Cuando Balmes eligió el nombre de la banda a raíz de grabar una película del género en el VHS de su bautizo, nunca soñó con posicionarse por encima de los vídeos de porno lésbico en Internet. Lo cierto es que hace ya dos décadas que publicaron su primer disco, 'Microscopic Movies', al que sucederían otros dos trabajos más, íntegramente en inglés, antes de pasar a cantar en castellano con 'Maniobras de Escapismo'. Fue entonces cuando iniciaron un meteórico pero sólido ascenso que les ha convertido en referentes de la escena indie tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

En su última gira, Espejos & Espejismos, Love of Lesbian recorre los teatros de toda España.LOL

-Con 'El hambre invisible' cierras un triángulo que comenzaste con el último álbum de Love of Lesbian y 'Canción de Bruma', un libro de poemas que empezaste a escribir mientras estabas desarrollando esta novela. Han pasado cuatro años desde entonces, ¿has logrado recorrer todas las calles de Bruma, tu ciudad interior, o todavía te quedan calles que descubrir?

-Todavía queda mucho por ver en mi psique. Quiero pensar que he hecho una visita histórica a las calles de lo que un día fui. Sin embargo, mi yo presente seguro que está creando otro tipo de alter ego a los que identificaré cuando sea... demasiado tarde (risas).

-¿Entre todos tus alter ego que aparecen en esta novela, ¿quién destaca en tu día a día?

-Cada día tengo un espacio para el joven Poeta Halley, más que nada porque es con quien mejor convivo y el que sigue dándome grandes satisfacciones.

"Cada disco es un reto y un peligro, cada frase que escribes, cada concierto que haces... Pero sé vivir con esa presión y la entiendo como parte de este juego"

-Y si pudieses, ¿abandonarías o tratarías de ocultar a alguno?

-El 'Yo Perturbado' sería el que primero que me vendría a la cabeza a la hora de eliminar a alguno, pero sospecho que ha sido uno de los que más ha contribuido, con su poso, a todo lo que he escrito y compuesto hasta la fecha.

-¿Das mucha importancia a lo que los demás piensan de ti?

-Es inevitable. Vivo en un mundo en el que me gano la vida dependiendo de ese factor. A veces envidio otras profesiones menos hipersociales, pero luego se me pasa.

-Con Love of Lesbian habéis llegado a lo más alto siendo una banda indie, ¿tienes miedo de darte de bruces contra el suelo, como le ocurre a Equilibrista en tu libro?

-Claro, a todas horas. Cada disco es un reto y un peligro, cada frase que escribes, cada concierto que haces... Pero sé vivir con esa presión y la entiendo como parte de este juego. Cuando me canse, haré una reverencia y desapareceré. 'No problema', como dijo aquel.

-Cuentas que el hambre invisible es esa fuerza que te empuja a continuar cada día, ¿qué es lo que te hace a ti levantarte cada mañana?

-Siempre tengo motivos variados para levantarme. Una canción a medias, una idea a concretar y sobre todo unas hijas que ver y un cafecito que tomarme.

-¿Y a aquellas personas que les ocurre lo contrario, que el ansia por vivir experiencias les convierte en unos "hambrientos" o insatisfechos constantes?

-He sido de los vuestros. Fuerza, compañeras y compañeros. Y un poco de meditación no va mal para calmar la fiera.

El ejercicio de escribir

-Prácticamente has tocado todos los géneros literarios desde tu publicación de 'Yo mataré monstruos por ti'. ¿Con cuál te quedas y qué te queda por hacer?

-Me quedo con los relatos. Disfruto mucho en ese limitado espacio de tiempo donde tienes que condensar la idea y el contexto y dejar un sabor de boca semejante a haberte encontrado fugazmente con una desconocida y que hayas pensado: "me casaría ipso facto". Y lo piensas porque ha sido breve, conciso e intenso.

-¿Te ha servido como ejercicio terapeútico este libro, como un modo de exorcizar tus demonios?

-Totalmente. Al menos, he podido verme de lejos, como un cuadro formado por pequeños mosaicos, es algo muy daliniano.

-¿Te gustaría convertirte en el nuevo Jorge Bucay o Paulo Coelho?

-No, vade retro.

Love of Lesbian disfrutan de una carrera consolidada.Warner

-¿Te confiesas seguidor de este género literario tan denostado como es el de los libros de autoayuda, o al contrario, no encuentras en él lo que prometen sus libros en la contra?

-No tengo nada en contra de esos libros, pero no todo el mundo tiene las armas para ser feliz, ni su coyuntura es la idónea, puede que no lo sea jamás. Cuando esos libros cacarean mensajes tales como que todo el mundo puede realizarse, pues bien, aunque pienso que es correcto pensar en positivo, me vienen a la cabeza esos lectores, el momento en el que se sientan estafados, y me pregunto: ¿no será que lo que ansiamos es el momento de autoengaño, el regalarnos los oídos? Es como "usted puede dejar de fumar si sabe cómo". Fantástico. Lo leo y ya me siento bien. ¿Dejaré de fumar? Eso es otra cosa, pero ¿y el placer momentáneo de leer que puedo dejar de fumar? Aquí supongo que radica el éxito de esos libros. En el placer momentáneo.

-¿Has regalado o te han regalado alguna vez un libro de autoayuda? En caso afirmativo ¿cuál?

-No, jamás.

El poder inspirador de la política

-En 'El hambre invisible' también contiene fragmentos políticos, ¿estás siguiendo el juicio del Procés?

-Claro, por supuesto.

-Si tuvieras que elegir una de tus canciones para poner banda sonora a este proceso, ¿cuál elegirías?

-'Mal español'.

Con esta canción Love of Lesbian pondría la banda sonora al Procés.YouTube

-¿Te mueve la política a la hora de componer?

-No demasiado, aunque ahora mismo es imposible ser impermeable. Y añado que soy federalista y republicano. Me estimulan más temas como la propaganda, la manipulación o la necesidad de buscar un candidato mediocre que nos haga sentir mejores, o al menos, a la par.

"Vox no difiere demasiado de otros que han ido buscando la confrontación, vendiendo miedo, mencionando a batasunos y golpistas como un mantra"

-¿Qué panorama vaticinas a partir de las elecciones del 28 de abril?

-He dejado de tener fe en este país en lo que se refiere a avanzar. Siempre hay esa especie retrógrada que muta como el virus de la gripe desde tiempos ancestrales. Con ellos se avanza a trompicones, de manera tímida, mirándoles siempre por el retrovisor, no sea que se enfaden.

-¿Crees que el auge de Vox puede deteriorar aún más la convivencia en Cataluña?

-Por supuesto. Pero ojo, son la cara fea de todo ese flanco parlamentario. No difieren demasiado de otros que han ido buscando la confrontación, vendiendo miedo, mencionando a ETA, Matrix, batasunos, golpistas, etc, como un mantra, hasta que al más imbécil de todos los imbéciles le suene la canción.

-Viendo el panorama actual... Malú está con Albert Rivera, Nacho Vegas con Andrea Levy... ¿te atreves a pronosticar cuál será la próxima pareja político-musical?

-Laurel and Hardy (risas).

-Y ya puestos, ¿te plantearías dar el salto a la política?

-Sí, pero sería un dictador-payaso.

Compartir el artículo

stats