El anterior jefe de la Policía Local de Gondomar ha salido absuelto de un delito leve tras la vista de conformidad celebrada ayer en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial. El oficial, que ya no forma parte de la plantilla, se sentó en el banquillo a raíz de una pelea que tuvo lugar hace casi tres años a consecuencia de una multa de aparcamiento. El titular del vehículo sancionado por el oficial reaccionó a la multa con un puñetazo, y este le respondió con una bofetada, desatándose una pelea en la que intervino otro vecino.

El policía resultó absuelto porque todas las partes particulares retiraron las acusaciones y renunciaron a la indemnización. También, previo al juicio, se archivó la denuncia contra la tercera persona que intervino en la pelea, al entender los magistrados que solo intervino para separar al oficial de policía y al propietario del coche multado.

Sobre este último, el dueño del vehículo que inició la pelea, fue condenado a pagar una multa de 360 euros por un delito de resistencia a los agentes de la autoridad.

En cuanto el hombre se percató de que su coche había sido multado comenzó a increpar al jefe de policía y al auxiliar que lo acompañaba. Luego, tras el puñetazo del hombre al oficial, se desató la pelea y los tres acabaron con heridas diversas en la cara y en varias partes del cuerpo.