Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De O Rosal a la Sinfónica de Galicia

El músico Manuel Fernández logra la plaza de trompeta principal en la orquesta gallega

El trompetista de O Rosal, Manuel Fernández, en uno de sus conciertos. | // D.P.

La Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) incorporará a su elenco al rosaleiro Manuel Fernández que, tras resultar ganador del proceso de selección para cubrir la plaza que dejó vacante el trompetista y maestro John Aigi, se convierte en el nuevo trompeta principal del conjunto orquestal gallego, una de las agrupaciones de mayor proyección en España. “Significa todo para mí; siempre estudié para poder trabajar de esto”, reconoce Manuel Fernández, que pronto volverá a Galicia tras casi un año en Bélgica, a donde se mudó para ocupar un puesto similar en la Orquesta Sinfónica de Amberes.

A punto de cumplir los 27 años, este vecino de O Rosal comenzó su andadura musical de pequeño en la escuela de la Agrupación Musical do Rosal y desde entonces indica que “nunca tuve que tomar la decisión de dedicarme a la música”. Muy joven ingresó en el Conservatorio Superior de Música de Vigo y continuó realizando un grado superior en el Conservatorio Superior de Música de Castilla y León junto a Roberto Bodí, trompeta solista de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Al terminar, hizo las maletas y completó su formación con un Máster en Trompeta en la Universidad de las Artes en Folkwang (Alemania).

“Este es un tren que puede que solo pase una vez en la vida”, afirma el músico sobre la oportunidad de formar parte del conjunto orquestal gallego

decoration

Su experiencia orquestal es dilatada, llegando a colaborar con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, la Orquesta de la Comunidad de Madrid, la Orquesta Sinfónica de Illes Baleares, la Orquesta de Radio Televisión Española y la propia Sinfónica de Galicia. También logró una plaza de academista en la Orquesta de la Radio de Frankfurt, aunque luego llegó el COVID y tuvo que volver a O Rosal.

Actualmente es el trompeta solista de la Orquesta Sinfónica de Amberes y aunque está contento con su trabajo, que le permite viajar mucho, sabe que conseguir una plaza en la Sinfónica de Galicia “es un tren que puede que solo pase una vez en la vida”. “Es la oportunidad de trabajar en casa”, valora Manuel, reconociendo que conseguir un trabajo fijo como músico con 26 años es muy difícil, “pero no imposible si te buscas las castañas”.

Para lograr esta plaza que, si supera el periodo de prueba es para toda la vida, asegura haber estudiado mucho. En total han sido dos días de audiciones y tres pruebas prácticas en las que el rosaleiro se impuso al resto de aspirantes.

Al margen del logro que supone conseguir una plaza en la Orquesta Sinfónica de Galicia, Manuel también afronta la responsabilidad de ocupar el lugar que dejó vacante el músico John Aigi, que falleció en 2020, a los 53 años, víctima de un cáncer. “Es una plaza con mucho renombre”, confiesa Manuel Fernández refiriéndose al trompetista de oro de la OSG, que además fue su profesor. En esta ocasión, el alumno coge el relevo del maestro.

Compartir el artículo

stats