Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los afectados por la línea de alta tensión de Arbo se encomiendan a la presión social

Arbo y As Neves piden apoyo al resto de alcaldes de municipios del Miño

Un momento de la concentración el domingo. | // ANXO GUTIÉRREZ

Los afectados por la línea de Alta Tensión Fontefría-Frontera Portuguesa, de 400 Kv, creen que no les queda otra alternativa que la presión social para evitar que las línea pase por encima de sus propiedades. Así se manifestó el portavoz de los afectados José Alonso Balado.

Balado que agradeció la asistencia de las numerosas personas que rechazaron el trazado de Valiñas-Costa, dijo que la concentración fue convocada tras la publicación de la declaración ambiental “y porque ya no nos queda más que la presión social para evitar que la línea pase por aquí”.

A la movilización también acudieron el alcalde de Arbo, Horacio Gil, el de As Neves, Xosé Rodríguez Méndez, y representantes de las cámaras portuguesas de Melgaço y Monçao.

“Pedimos la solidaridad del resto de los concellos de la AECT Río Miño pues creemos que la instalación de esta línea es realmente nociva desde el punto de vista paisajístico, y es una agresión para salud y el medio ambiente”, explicó el alcalde de As Neves, quien indicó que todavía quedan recursos disponibles.

El alcalde de Arbo se mostró esperanzado en que los gobiernos español y portugués desistan del proyecto “y creo que la unión de las instituciones locales de Galicia y Portugal servirá para ello”.

Compartir el artículo

stats