Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Porriño pagó más de 20 millones en contra del informe de Intervención

La alcaldesa mandó abonar 6 millones de euros en facturas en 2019 a pesar del aviso sobre “incumplimientos gravísimos”, critica el PP

Alejandro Lorenzo, líder del PP.

Alejandro Lorenzo, líder del PP.

“Se tratan de unos incumplimientos gravísimos de la normativa contractual en todos los aspectos por lo que debe cesar inmediatamente por los órganos de gobierno en la realización de las contrataciones verbales”, así es como ya en el 2019, el departamento de Intervención del Ayuntamiento de Porriño alertaba sobre el modo de proceder del ejecutivo local y, precisamente, es en ese año cuando más reparos levantó la alcaldesa, Eva García de la Torre, para proceder al pago de facturas por un valor de más de 6 millones de euros, a pesar del informe desfavorable.

La cantidad que la regidora mandó abonar, a pesar del informe en contra del departamento de Intervención desde el año 2015, asciende a 18.830.540,11 euros y llega hasta los más de 22 millones si se suma el reconocimiento extrajudicial de crédito que se aprobó en el pleno municipal, también con informe desfavorable. Así, el líder del PP de Porriño, Alejandro Lorenzo, lamenta que, además, “tenemos conocimiento de otros 5 millones de euros sin procedimiento alguno de contratación, es decir, a dedo, que aún están pendientes de pagar o rechazar ya que el pleno aprobó por petición del PP la revisión de oficio de las facturas, un acuerdo que la alcaldesa no tramita porque quiere, a toda costa, que se paguen así que la cifra sube hasta los 25 millones de euros” y señala que “el 2019, además de ser el de la pre pandemia es el año de las elecciones municipales en el que la regidora, Eva García de la Torre, no le importó realizar contratos verbales, sin tener en cuenta los procedimientos legales”. Las facturas, explica Lorenzo, “corresponden a móviles, fiestas, plantas, ordenadores, un community manager que realizó servicios al Ayuntamiento de Porriño en las redes sociales tres meses antes de los comicios para el propio beneficio de su campaña política, entre otros, y todo ello sin contratación ni ningún tipo de licitación”. Por lo tanto, incide el popular, “ya no vale la vieja excusa de la alcaldesa de que eran servicios esenciales porque comprar móviles por un importe total de 4.000 euros no lo es como tampoco lo es gastar 200.000 euros en la fiesta Porrigalia en el año 2017”. Es más, “eliminaron partidas que sí eran esenciales, como el mantenimiento de la piscina municipal, para destinarlo a otros servicios que no lo eran”. Para Lorenzo, “hay que pararlo ya porque están esquilmando a Porriño” y señala que existe “complicidad entre los concejales y concejalas, porque saben lo que está ocurriendo”.

Compartir el artículo

stats